Viaje a la Luna

Viaje a la Luna

Una memoria a mis antepasados, a mis vivencias...unos versos de futuro.

QUIEN NO SE OCUPA DE NACER SE OCUPA DE MORIR

sábado, 27 de julio de 2013

JAGGER Y EL MONCADA
 Había mesas por todos lados y un escenario para mi bastante gigantesco, (tal vez por mi tamaño de entonces), en el centro del mismo, una batería, a los alrededores varias guitarras eléctricas y sus respectivos bafles distribuidos apropiadamente, sonaba una música de fondo a la espera de los músicos con una letra así como:
...When I’m drivin' in my car
and that man comes on the radio
and he's tellin' me more and more
about some useless information
supposed to fire my imagination.
I can't get no, oh no no no.
hey hey hey, that's what i say.
I can't get no satisfaction,
I can't get no satisfaction…
No sé si lo soñé, lo escuche en alguna conversación de los grandes o verdaderamente sucedió, lo anteriormente descrito es lo que guardo como recuerdo de los quinces de mi prima Irasema, que siempre ha sido una bella mujer, y que cuando paseaba con ella por las calles de mi Lawton, protegía a piedra limpia de los piropos que le hacían a sus piernas esbeltas de entonces. De aquellos tiempo recuerdo, que yo era tan celoso de mi prima Irasema que hasta Jesús (quien sería su esposo del alma y que debido a su fallecimiento hoy ya no la acompaña) me tuvo que convencer en charla “de hombres”, que él la quería mucho y la cuidaría con su vida… 

Este 26 de Julio, manejaba yo como de costumbre a mi trabajo, y la emisora que acostumbro a sintonizar daban cuenta con la música de fondo de “Satisfaction” que el Sir Michael Philip Jagger, mas conocido como Mick Jagger llegaba a su 70 años de edad, luego de haber nacido en 1943 en Dartford, Condado de Kent, Inglaterra. Nunca he sido fanático de “los Stones”, si bien reconozco su influencia en el rock, pero “…that man comes on the radio and he’s tellin’ me more and more about some useless information supposed to fire my imagination…”
Entonces se me vinieron los recuerdos de mi prima Ira, de su hermano Pepuche a quien admiro y quiero, de mi Tía Colita, de sus desayunos con leche condensada y una pizca de sal, de mi Tío Raspa y sus cuentos para hacernos reír, del sacrificio de esos tíos míos en aras de su familia, me vinieron tantos recuerdos de la familia que tuvimos y ya no está allí, en ese barrio de Lawton donde todo era una gran carpa gitana, entonces “…I can’t get no satisfaction…”

Pero no solo fue eso, “…supposed to fire my imagination…”, era 26 de Julio, en mi mente estaba grabado como hombre de mi época, que un día como ayer pero hace 60 años, un grupo de 131 jóvenes, que habían desistido de desayunar todos los días con su familia, de llevar una vida normal para ganarse el pan, de concebir y sacrificarse por su familia trabajando, habían decidido jugarse la vida por un solo ideal “Libertad”, aquella generación de universitarios y hombres de pueblo se sacrificarían, no a título personal o familiar (que puede ser valedero también), sino en pos de todo un pueblo, elevándolos a la categoría de Héroes y Mártires de una Nación.

El Asalto al Cuartel Moncada cambiaria el curso de la Historia Cubana, ayer el pueblo de Cuba le rindió merecido homenaje a los que todavía viven y a los que fueron masacrados en aquella acción,… a pesar que en la radio que escucho nada se dijo al respecto, el cumple de Jagger, hizo volar mi imaginación, entonces con todos mis recuerdos y mi propia historia personal, yo pude,...I can get satisfaction

sábado, 20 de julio de 2013

¿HAY QUE ZUMBARSE ESTO?
Hay expresiones que uno ha incorporado a lo largo de su vida y que las utiliza ante situaciones adversas, absurdas, descabelladas, y que igual estas obligado a enfrentar, pero que muchas veces no te sientas a reflexionar el porqué de ellas. Cuando estoy en una reunión de trabajo donde los que participan adoptan una posición de pedestal, o bien posiciones almidonadas  que nada tienen que ver con el espíritu  de “echar pa`lante”, me digo interiormente “¿tengo que zumbarme esto?...y así muchas situaciones en los servicios públicos que mas pertenecen a lo real maravilloso que a la realidad concreta.
En la Argentina hay un programa de televisión desde 1995 que se llama “Caiga Quien Caiga (CQC)”, que como uno de sus tres locutores vestidos de negro y gafas negras dice, “es el programa que se ríe de los que se ríen de vos”, haciendo alusión así, que el programa está dedicado a dar noticias y hacer entrevistas a personajes del mundo de la política, la administración pública, los servicios, etc.,  con condimentos humorísticos y una sátira punzante. Sin embargo esta manera de contar las noticias cotidianas en el territorio argentino, no es novedosa mundialmente, los pueblos necesitan escapar presión de la olla de las ignominias cotidianas con una sonrisa en los labios para no estallar como ciquitraque. En nuestra Cuba hubo una pluma pujante que nos ayudo a sobrellevar durante muchos años desde la década del 60 hasta finales de los 80 aquellos absurdos cotidianos (pero que no son tan endémicos como la jutia conga o el almiquí) y arrancarnos en muchos casos desde una risita miedosa hasta una carcajada a lo largo y ancho de toda la boca, me refiero a Héctor Zumbado y sus escritos.
Se me ocurrió buscar la palabra “Zumbarse” en el diccionario de la Real Academia Española para contactar si está verdaderamente existía y tenía el significado que yo le daba, y para mi asombro allí decía: del verbo “Zumbar”
  1. intr. Producir una cosa ruido o sonido continuado y sordo:
    una mosca zumbaba insistentemente.
  2. tr. Tratándose de golpes, dar, propinar:
    le zumbaron una buena paliza.
  3. Burlarse.
  4. ir zumbando loc. col. Ir deprisa:
    me voy zumbando a la estación, porque si me descuido, perderé el tren.
Con lo que llegue una vez más a la conclusión que no solo soy muy malo para el español sino que además utilizo mal las pocas palabras que sé, sin embargo tal vez por mi dislexia evolutiva o mi asociación fonológica me acorde que todo este embrollo mío de utilizar mal la palabra “Zumbarse” se debía al maestro Zumbado que nos había enseñado el camino para enfrentar nuestras amargas experiencias cotidianas con una “carcajada a lo Gioconda”, y entonces la expresión de ¿Hay que Zumbarse esto?, no era otra cosa que “aguanta el palo, esto es una sirigaña”.
Acá dejo uno de los maravillosos escritos de el Gran Zumbado que nunca pasan de moda…créanme que los PLOMOPODOS están en todas partes, no solo en Cuba.


PLOMÓPODOS
Me acuerdo, en bachillerato, que un día el profesor hablaba de los pseudópodos. Era en una clase de Biología o Anatomía o Álgebra —una de esas misteriosas asignaturas que en algunos cerebros incompletos (como el mío, por ejemplo), resbalan didácticamente por la corteza cerebral sin dejar mucha huella— y explicaba el profe que los pseudópodos eran unas protuberancias que tenían los organismos unicelulares y que el nombre venía de dos voces griegas: pseudo, que quiere decir supuesto, falso, y podos que significa pies. De ahí pseudópodos: falsos pies; En fin, parece que aquello me impresionó mucho porque fue lo único que se me quedó de los organismos unicelulares.
Ese conocimiento, arraigado profundamente en la memoria, hundido en los rincones del subconsciente —que creí nunca me serviría para nada—, me sirvió, sin embargo, para responderle a un socio que me preguntó de pronto:
—¿A que tú no sabes quiénes son los plomópodos?
—¡A que sí!
Y pasé a explicarle que plomópodo, como es natural, significa pies de plomo.
—¡Eso mismo, mulato, eso mismo! Los plomópodos son esos tipos cautos y cuidadosos, que caminan por la vida despacito, suavecito, como si tuvieran plomo en los pies.
—¿Tu quieres decir, más o menos, los conservadores? Los...
—Los prudentes-moderados, chico.
—¡Ah, los mesurados-precavidos!
—¡Sí, los ponderados-circunspectos!
—¡Ya; los plomópodos!
Y mi amigo, llevado por el entusiasmo (parece que el tema le fascina), me empieza a hablar de los plomópodos y me explica que un plomópodo, por ejemplo, cuando es manager de pelota, nunca se arriesga con el hit-and-run. Siempre toca bola. Y que esa actitud de tocar bola matiza y caracteriza sus enfoques en cualquier actividad. En la playa, el plomópodo no se lanza a la aventura de lo hondo, del fresco azul allá después del banco de arena. No. El plomópodo se baña en la orillita. Y con salvavidas, por si acaso. En la onda buena, la que no entrañe peligro. Ellos son así. Cualquier innovación, por muy pequeñita que sea, les plantea un dolor de cabeza, un conflicto. En el fondo, los plomópodos —aunque estén hablando de computadoras y de las maravillas del mundo electrónico— prefieren los tranvías y la guayabera de lacito.
Ellos son así. Simplemente.
Y entonces, este socio mío me cuenta una anécdota. Dice que estaba en una reunión en la que se discutía un proyecto de carroza para los carnavales. Ahí estaban el director artístico, el diseñador, el coreógrafo, los carpinteros, el económico, el director de la música y el plomópodo. Muy entusiasmados, empezaron a explicar el proyecto. La carroza representaba algo así como la playa. Castillitos de arena, una piscina en el medio, sombrillas y mesitas de plástico (el plástico simbolizaba el progreso), balsas, salvavidas, un bote, las muchachas en bikinis multicolores y de fondo la orquesta tocando:
Cuando calienta el sol
sobre la playaaaa
o si se quería algo más clásico:
Mira, la ola marina,
mira, la vuelta que da;
yo tengo un motorcito que camina palante
yo tengo un motorcito que camina patrás...
Y entonces, en la plataforma central, cuatro maravillosas mulatas con bolsas de playa bailando alegremente al ritmo de la música.
En esa parte el plomópodo hizo una pausa. Quedó serio y pensativo unos momentos y dijo:
—Mmm... ¿bolsas y mulatas? No; políticamente no me gusta. ¿Bolsas y mulatas? Qué va, eso me da bolsa negra. ¡Planchao!
Todos se miraron incrédulamente, pero como lo importante era la idea general de la carroza, pues sustituyeron las mulatas por rubias.
—Por pelirrojas, mejor —dijo el plomópodo, y para consternación general, agregó: —Bien, todo está muy bien, ¿pero y el techo?
—¿El techo? ¿En una carroza de playa?
—No importa. ¿Y si llueve? ¿Y si viene un aguacero y empieza a relampaguear y a caer rayos? ¿Y a tronar? Sobre todo, eso. ¡A tronar! ¡Qué va! Miren, vamos al seguro, vamos a ponerle techo.
Junio, 1970.

viernes, 19 de julio de 2013

…The cracked bells and washed-out horns
Blow into my face with scorn,
But it's not that way,
I wasn't born to lose you…

("I want you", Bob Dylan)
.......................................................................

¡CARAMBA!

Que ha sido del olvido
perenne de tu boca y tu cintura
¿Por qué los vientos polares del Sur
no consiguen el aniquilamiento en masa
de los fuertes ajetreos que me dejaron tu cuerpo?
Que pasa que la noche es larga
ya hace cientos de años
y no es la Luna,
                           (que desconfió de siempre)
que se disfraza para engañarme
Apretado estoy consumido pudiera
para que las sombras necias
de tus senos desnudos
                                     desaparezcan
Hay tanto barro en mis tinieblas
que toda agua en mi baldío
encontrará solo frescura
                                       (y escalofrió)
de tu piel saboreada por mis manos
Que ha sido del olvido,
                                      ¡caramba!.

viernes, 5 de julio de 2013

EL TIEMPO


 
Si hay algo en lo que mi curiosidad es persistente es a la comprensión de la dimensión “Tiempo” y estrictamente hablando según nuestra actual concepción  del Mundo, lo maravilloso es que el tiempo “apareció” y cobro sentido cuando de un punto también “apareció” el espacio tridimensional en que habitamos, lo verdaderamente genial  y contradictorio de lo que hasta ahora hemos entendido es que el tiempo siendo una dimensión de nuestro universo, esta tiene una sola dirección (por ahora, hasta que se demuestre lo contrario), es decir en algún momento el tiempo surgió, en algún momento se ira, antes de ese punto no hay tiempo y después de él, pues, aquí estamos.

Cuando nacemos, para nosotros aparece El Tiempo, somos “la bienvenida del tiempo”, el surgir del tiempo y a medida que crecemos, nosotros le daremos la “Bienvenida del Tiempo” a otros. Las Bienvenidas son sinónimo de felicidad, de sabor a encuentro, a un Mundo por explorar, no me puedo imaginar cómo fue ese inicio de todo, que dio paso a El Tiempo, jubiloso debió sentirse el “Arquitecto del Punto Inicial”, cuando desato lo que conocimos más tarde como El Tiempo, comparable con lo que nosotros, humildes vestigios del espacio-tiempo, sentimos con la aparición de nuestros hijos o lo que sintieron nuestros padres cuando nosotros “aparecimos”.

A pesar de que El Tiempo siempre estuvo ahí, mucho antes de nuestra aparición, El Tiempo al fin y al cabo es una creación individual, El Tiempo para cada individuo es el tiempo de su existencia, es en principio una de esas categorías filosóficas que tienen carácter general, universal y particular a la vez. El Tiempo, en términos universales se acabara en algún momento cuando deje de existir el Mundo que “no conocemos”, dando paso a “algo” que por ahora no podemos prever, pero lo jodido radica cuando “nuestro” tiempo se acaba, y más que el nuestro, el de la gente que conocemos, nuestros afectos.

Nos damos cuenta del paso del tiempo, no por los dolores de cintura, o los pocos pelos que nos van quedando, tampoco por la presbicia sorpresiva, sino porque comienzan las “Despedidas”, la despedida de nuestros padres y un poco mas allá (si es que “El Tipo” lo quiere así), nuestra propia despedida que nos harán nuestros hijos. No existe curso de autoayuda, ni prestigioso sicólogo que nos pueda preparar para el final de nuestros tiempos y de nuestros afectos, para comprender y aceptar la “Despedida del Tiempo”, de ese tiempo medido en escala minúscula, insignificante comparado con el primer punto, pero que tiene la gran significación que sin nosotros, El Tiempo, no cobra ningún sentido.

lunes, 1 de julio de 2013

Bob Dylan´s Dream

…How many a year has passed and gone,
And many a gamble
has been lost and won
And many a road taken
by many a friend,
And each one I´ve never seen again

I wish, I wish, I wish in vain,
That we could sit
simply in that room again
Ten thousand dollars at the drop of a hat,
I´d give it all gladly if our lives
could be like that.

.......................................................................


TESTAMENTO FOLK

Rueda de nuevo tus piedras
vence tus ambiciones
que no sean el amor de un beso tierno
en la mañana o en la noche
Partir dejando futuro
Partir dejando todo
No se si es la manera
yo escogí mi razón
ya tendrás tiempo de arrepentirte
Rueda de nuevo tus piedras
intenta tu gitanada
después me contas
vas a perder muchas cosas
La Luna no te sabrá igual
hay algo amargo en todo esto
que yo no te puedo explicar
El Mundo no es más que una ilusión
que por cierto
te la haces por dentro vos
descuida
se resetea cuando te vas a dormir
por suerte para los dos
Mañana va a llover temprano
no me puedo mojar
que tontería son estas
cuando ya no puedes parar de pensar
No le creas a los mesías
ni al partido, ni a la televisión
que ellos se renuevan
y  solo vos cargaras con tu Cruz
La familia no pertenece a ningún “ISMO”
solo sangre por las venas como tu
You may say, I´m a dreamless
mejor ni te digo lo que fue
porque ahí está la clave
de este folk que te dejo
                                     en vez de…
Que no hay manzanas podridas
que lleven nombres de Rey
lo otro es para tontos
que creen en cuentos
de siete enanitos y Hadas a la vez
Rueda de nuevo tus piedras
para una mejor suerte
ojala no te sea un Deja vu
                                         en blanco y negro
cuando en mármol
se convierta tu luz