Viaje a la Luna

Viaje a la Luna

LA LUNA DE NOKA

Una memoria a mis antepasados, a mis vivencias...unos versos de futuro.

QUIEN NO SE OCUPA DE NACER SE OCUPA DE MORIR

lunes, 10 de diciembre de 2018


SON TAN OBVIOS



Me hubiera gustado que Macri me sorprendiera en estos tres años de mandato, es decir dentro de tantas mentiras que ya me decía en campaña (no naci ayer Sr. Presidente, soy un gil, pero no como para no darme cuenta de semejante puesta en escena), hubiese querido que me asombrara con el camino distinto, la creación dentro de su "marco teórico" (abundante en ignorancia, sobre otros temas, por supuesto) y no presentarme con todas las letras el Manual del perfecto estúpido neoliberal, en eso tengo que darle la razón a la "Doctora" del apellido difícil de escribir, "todo lo que han hecho, es de Manual".

Si los Chicago Boys  pudieran hablar de sus discípulos latinoamericanos, Menem seria un profeta mas, Macri el "Mesías", pero no para traer la "Buena Nueva", sino la Destructora Vieja.

Hoy se cumplen tres años exactamente que el Presidente del 51% de los Argentinos, bailaba en la histórica terraza de la Casa Rosada, hizo todo lo contrario a lo que prometió, era de esperar, pues Menem había acuñado la frase "si hubiese dicho la verdad no me votaban". Repasemos algunos numeritos que son los encargados de demostrar las subjetividades que tendría uno, por no compartir ideológicamente con las doctrinas del CEOgobierno de Macri.

1.- La inflación en tres años fue de 146% mientras el salario de los trabajadores subió en apenas 103%, los jubilados solo un 101%.
2.- Las tarifas de gas subieron un 3008%, la electricidad un 2136% y el transporte un 332%.
3.- El desempleo alcanza el 11%, de los cuales casi el 5% es de la autoría de este ultimo gobierno.
4.- La deuda externa del Estado llega a la desorbitante suma de unos 320 000 millones de dólares, Macri en apenas tres años (datos de Julio de 2018, antes el último acuerdo con el FMI) la había subido en la frijolera suma de 120 000 millones de dólares, es el gobierno que mas a endeudado a la Argentina en su historia, esa deuda propicia el pago de intereses de entre 20 000 y 25 000 millones de dólares anuales hasta el 2023 como minimo, sin contar con la deuda de 100 años contraída por unos 2500 millones de dólares ni las renegociaciones que habrá por la imposibilidad de pagar.
5.- La pobreza infantil y de los adolescente alcanza al 48% de esa población.
6.- La pobreza hoy alcanza al casi 35% de la población argentina.
7.- Se han cerrado más de 7000 PYMES en todo el país, que son las que propician el 80% del empleo en la Argentina.
8.- Las tasas de interés para préstamos productivos en los bancos han alcanzado las cifras del 70%, lo que entorpece en grado extremo el buen desenvolvimiento de la industria nacional. Hoy la capacidad industrial instalada esta utilizada como en los niveles del 2002-2003, por debajo del 60%.
9.- El país está parado literalmente, hay recesión, este año el PBI caerá un 2.6% y el año que viene 2019 se proyecta una caída del 1.6%. El consumo interno de los argentinos que otrora fuera una maquina de reactivación económica se ha desplomado solo en este año en más de un 7%.
10.- A pesar de la recesión, hay quienes ganan, lo hacen unos pocos concentrados en el campo, las energéticas y los bancos, pero la desconfianza es tal en este gobierno, que se sigue las viejas prácticas de fugar lo ganado a paraísos fiscales para no pagar ni siquiera impuestos.

Ante semejante panorama destructor uno podría decir, ¿pero que, son estúpidos? y si, su Manual es muy claro en las reglas a seguir, ellos controlan dos o tres variables macroeconómicas, como el déficit fiscal por ejemplo, que este año han determinado que sea cero, o la emisión monetaria para "controlar" una inflación que no han podido domesticar, a pesar de concebirla en el 2015 como el tema mas fácil a resolver, se preocupan además, porque los negocios de ellos y sus familiares vayan con viento en popa, incluida la timba financiera, que estos tres años le ha ganado a los casinos de Las Vegas, lo demás, es entregar el país al mejor postor, siempre y cuando les asegure la posibilidad  de seguir pidiendo prestado, no por gusto en la recién finalizada cumbre del G20, que según ellos fue todo un éxito, porque "el Mundo" comió y bebió a sus anchas en los predios cercados por miles de policías y tanquetas de guerra, la Argentina por petición expresa de Trump cancelo el contrato con China para la construcción de la cuarta central electronuclear, los americanos no quieren que China ocupe lugar con su tecnología nuclear por estos lares, es decir no solo son estúpidos neoliberales sino entreguistas de soberanía en la toma de decisiones.
  
El 27 de Octubre de 2015, dos días después  de las elecciones presidenciales en la Argentina, escribía el siguiente post, https://lalunadenoka.blogspot.com/2015/10/blog-post_27.html, allí decía entonces "A simple vista cualquiera diría que la población argentina se ha hartado del partido justicialista o peronista y más concretamente de la vertiente "kirchnerista" que ha gobernado el país desde el año 2003, pero yo diría mejor que hay una ola "derechista" disfrazada que hará pisar el "palito" una vez más a la tantas veces golpeada sociedad argentina", soy gitano, pero no he heredado los dones de mi madre, era simple, son tan obvios estos, que uno se imaginaba hacia donde iba Macri y su tan mencionada "Revolución de la Alegría", estos tres años después de aquel momento han dado muestras de lo que alertábamos.




EN EL PÓRTICO DEL 2019
(Por: Alina B. López Hernández, publicado en "LA JOVEN CUBA")



Los jefes del Partido Comunista pueden, por cierto, invocar el hecho de que las masas no atiendan a sus llamados. Ahora bien, este hecho no invalida, sino que confirma nuestro análisis. Las masas obreras comprenden lo que no comprenden los “jefes”: (…) Sienten que los planes burocráticos de los jefes no corresponden para nada, ni a la situación objetiva ni al estado de ánimo de las masas. Sin grandes perspectivas, las masas no podrán ni comenzarán a luchar.
                                                                     Tostky: ¿Adónde va Francia?, 1936

Llegó diciembre. Mes de júbilo y festividad en todo el mundo. Otro año concluye y con él las esperanzas de que la situación económica de los cubanos mejore. A mediados del 2017 el anterior presidente del Consejo de Estado y de Ministros explicó que la economía decrecería en el segundo semestre de ese año y aún para el primero del 2018, pero que después de esa fecha se apreciaría una recuperación en los suministros y una tendencia hacia la mejoría.

Nuestro gobierno, una vez más, ha sido incapaz de un vaticinio correcto en el corto plazo. Los pronósticos del 2018 fueron particularmente erróneos y pendulares. Si el verano comenzó con una campaña totalmente enajenada del contexto insular, donde se le pedía a la familia cubana que disfrutara Cuba con alegría; el año casi finaliza y sabemos que la economía apenas creció un 1%, y en las reuniones del presidente Díaz-Canel con el consejo de ministros se ha insistido en que van a disminuir todavía más las importaciones.

Diciembre, que debería ser un mes alegre, se torna sombrío. La escasez de harina ha reducido la producción de pan y existen largas colas en las panaderías; el precio de la carne de cerdo asciende por días en un mes de tradicional aumento de la demanda, y ya es exorbitante; el importe de los vegetales es tal, que parecen cosechados en invernaderos del ártico para ser vendidos en el trópico; el detergente y el aceite son acaparados, pues vox populi dice que los proveedores vietnamitas de detergente no garantizan el producto hasta que no se les pague lo adeudado, ¿será cierto?

Muchos se refieren a un nuevo período especial, aunque nunca hemos salido del primero. Lo que sí se constata es que las reformas económicas implementadas no evidencian sus primeras señales de éxito. Y si en el corto plazo son tan errados los cálculos, qué pensar entonces de visiones más prospectivas.

La intención explícita de los cambios en Cuba es que “las transformaciones que prevén los Lineamientos y el Modelo son económico-sociales, no políticas”.[1] La tardanza extrema de las reformas en indicar avances demuestra que no es posible concebir un proceso de cambios sin una visión dialéctica que visibilice y respete las necesarias interrelaciones entre los aspectos de la realidad. No debe perderse de vista que al modificarse, unos fenómenos afectan a otros. La idea de totalidad, esencial para el marxismo, aplicada al análisis histórico-social supone la interrelación del todo y las partes y de las partes entre sí.

Considero que es imposible conseguir trasformaciones efectivas en la esfera económica  y social sin formular asimismo cambios políticos. Como bien se sabe, la política es la expresión concentrada de la economía.

El término transformaciones políticas es recibido con gran desconfianza por los ideólogos oficiales, que temen en él la oreja peluda del capitalismo. Sin embargo, los debates suscitados acerca del Proyecto de Constitución muestran que la ciudadanía reclama cambios políticos para un verdadero socialismo.

Un parlamento profesional con mayor representación de los diversos grupos y sectores de la sociedad y menos preeminencia de la burocracia; elecciones directas de todos los cargos políticos; mecanismos de control de la ciudadanía sobre las decisiones económicas; transparencia política, es decir, la obligación del gobierno de dar cuenta a los ciudadanos de todos sus actos, especialmente del uso del dinero público y prevenir así los casos de corrupción, además de proporcionar información sobre los costos reales de los proyectos, el manejo de los fondos y sobre los mecanismos instituidos de acceso a la información… Estos son solo algunos ejemplos de los cambios políticos que podrían potenciar las reformas económicas y sociales.

Un cambio de actitud de los dirigentes ante la ciudadanía, que los haga “gobernar obedeciendo”, también es parte inherente de los requerimientos políticos. En el umbral del 2019 es imprescindible convencer de nuevo, pero no con los ardientes discursos de un liderazgo carismático propio de una época ya fenecida; sino con un plan científicamente elaborado, donde las cubanas y cubanos vean reflejadas sus necesidades y aspiraciones y donde sean actores participantes y no meros espectadores.

Debe ser un plan concreto, con estaciones de llegada en corto, mediano y largo plazo, pues el tiempo de la ciudadanía no es el tempo de la burocracia, y no puede serlo dada la notable diferencia entre sus modos de vida. En lugar de visitar empresas, cooperativas y centros de trabajo para explicarle a los trabajadores que el país necesita mayor laboriosidad y dedicación; es necesario que los que dirigen indaguen de los trabajadores qué necesitan ellos y cuál es su opinión sobre la forma en que se administra el país y, sobre todo, viabilizar que participen en esa administración.

En su discurso a los mexicanos desde la plaza del Zócalo, el presidente López Obrador presentó un plan ciertamente ambicioso y proyectado para seis años, aunque parece muy bien concebido. ¿Lo logrará?

En Cuba la Revolución va a cumplir en muy poco sesenta años. Faltan once para arribar al 2030, fecha en la que nuestro gobierno pretende una nación “soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible”. Visto lo mal que se despide la economía cubana el 2018, ¿lo lograremos?

[1] Martha Prieto (Profesora titular de Derecho Constitucional de la Universidad de La Habana), en la sección Controversia ¿Qué pasa con las leyes? Legislación, política y reordenamiento, en Temas, nros 89-90, enero-junio de 2017.



viernes, 7 de diciembre de 2018






LOPEZ OBRADOR: OH! ¿QUE SERÁ, QUE SERÁ?
(Por Iroel Sánchez, en su blog "La Pupila Insomne")

Muchos analistas hablan y escriben sobre el perfil que tendrá el recién electo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, si será de izquierda, de centro-izquierda o de centro-derecha, pero lo cierto es que la realidad trasciende esos esfuerzos clasificatorios y muestra dos cosas esenciales que sí están bien claras en sus discursos, en sus libros y en su trayectoria: AMLO es antineoliberal y es nacionalista, y ser esas dos cosas en la América Latina del 2018 ya es bastante. De nacionalistas y antineoliberales está empedrado el camino de las derrotas populares  casi siempre de la mano de intervenciones extranjeras,  solapadas o no.

En su libro La mafia que se adueñó de México… y el 2012, publicado en 2010, un minucioso e impresionante recorrido de López Obrador por tres décadas de política mexicana, este planteaba diez objetivos de ganar las elecciones en el año recogido en el título:  

“1. Rescatar al estado y ponerlo al servicio del pueblo y de la Nación.
“2. Democratizar los medios masivos de comunicación.
“3. Crear una nueva economía.
“4. Combatir las prácticas monopólicas.
“5. Abolir los privilegios fiscales.
“6. Ejercer la política como imperativo ético y llevar a la práctica la austeridad  ..republicana.
“7. Fortalecer al sector energético.
“8. Alcanzar la soberanía alimentaria.
“9. Establecer el estado de bienestar.
“10. Promover una nueva corriente de pensamiento.”

En su discurso de triunfo, ciertamente conciliador, cuidadoso y equilibrado, AMLO fue más modesto,  como todo  el que llega al gobierno y debe enfrentarse a una maquinaria de demonización lista para desestabilizar el país que va a gobernar, pero además de comprometerse a barrer con la corrupción -“la transformación que llevaremos a cabo consistirá, básicamente, en desterrar la corrupción de nuestro país”-., no dejó de decir cosas como:

“Por el bien de todos, primero los pobres”

Y que “En política exterior, se volverán a aplicar los principios de no intervención, de autodeterminación de los pueblos y de solución pacífica a las controversias”

Lamentablemente, con proponerse  lo que debería ser normal y hasta conveniente, basta para ser una amenaza ¿Pretendió más que eso Fernando Lugo en  el pequeño  y pobre Paraguay? Por no hablar de otros en países mayores, cuyos líderes son hoy perseguidos por la judicialización de la política, tan a moda en la región, o han sufrido golpes de estado más o menos encubiertos y varias veces exitosos.

Entonces, por qué pudo llegar AMLO al gobierno, ¿no es más fácil impedir que llegue que hacerle fracasar, o buscar los mil y un modos de sacarlo de allí? En México llevan cuatro periodos electorales haciendo lo primero de maneras más o menos evidentes pero siempre sucias: uno con Cuauthémoc Cárdenas y tres con López Obrador.

La violencia, el narcotráfico y la corrupción que la acompañan han convertido a México en un estado fallido y eso no conviene ni a su poderoso vecino del Norte ni tampoco a quienes dentro y fuera necesitan tranquilidad para sus inversiones. El fracaso de la estrategia implementada por Felipe Calderón y mantenida por Peña Nieto ha llenado de muerte un país donde fallecen violentamente como promedio 85 personas al día.

En el transcurso de esos 24 años el neoliberalismo avanzó en México de la mano del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, lo que le permitió a las élites retardar  la llegada del punto crítico de una crisis que ya no pueden manejar porque el mismo TLC ha creado más problemas que los que ha resuelto, por eso una parte de ellas ha pactado con AMLO, haciéndome recordar a un intelectual mexicano al que escuché afirmar que la izquierda latinoamericana se ha convertido en la ambulancia de la derecha, que resucita un sistema moribundo y se lo entrega para que siga lucrando con él, tal vez piensen que con el líder de Morena pueden hacer lo mismo.

En las dos últimas décadas ascendieron y cayeron numerosos gobiernos antineoliberales en Latinoamérica, y sólo los que han logrado realizar las transformaciones más profundas han sobrevivido pero ninguno de ellos dijo el día después de su triunfo que iba a abolir el capitalismo ni que iba a enfrentarse a Washington.

Si se leen los discursos de Fidel en las primeras semanas de 1959 se encontrarán las aspiraciones de López Obrador: Honestidad en la administración pública, beneficio popular y relación respetuosa con todos los países, incluidos los Estados Unidos, pero ni la oligarquía cubana ni sus poderosos patrocinadores norteños estaban dispuestos a tolerar que se repartieran tierras y viviendas en manos de muy pocos para combatir la miseria, algo a lo que Fidel se había referido desde el juicio por el asalto al cuartel Moncada seis años antes.

Han pasado casi sesenta años y algo han aprendido las “victimas” de la revolución. A diferencia de lo que no hizo Eisenhower con Fidel, por lo menos Trump recibirá y conversará con AMLO, como Bush también recibió a Lula… pero el tiempo pasa y las cosas suelen complicarse cuando se empiezan a afectar intereses si como prometió el presidente electo de México “los contratos del sector energético suscritos con particulares serán revisados para prevenir actos de corrupción o ilegalidad.”

Por cierto, en cuanto a la posibilidad que tanto se habla de que muera violentamente López Obrador, o incluso de que haya un golpe militar en México, nadie debe olvidar que el suicidio de un líder para nada socialista cuyo lema era “verguenza contra dinero” y su símbolo una escoba para barrer la corrupción, seguido de un golpe de estado, abrió las puertas a un joven político del mismo partido llamado Fidel Castro para hacer la revolución mas radical del hemisferio occidental. 


jueves, 6 de diciembre de 2018


He sido un defensor de la necesidad de proyectos y programas independientemente de las personas, luego no entendemos donde radican nuestros errores, bueno, ahí lo tienen, a continuación vuelve la medicina ya probada en el pasado. En mi Cuba tardamos en darnos cuenta (por decir algo al respecto), Fidel estuvo en el poder, hasta que enfermo, sin necesidad alguna, pues él y su generación llegaron cuando tenían apenas treinta y pico de años, Raúl estuvo como presidente 10 años que fue lo que prometido, cumplió su palabra, aun cuando la Constitución lo amparaba a seguir, mira que hubo jóvenes preparados para tomar la posta mucho antes que 2018, pero, la silla crea adicción, y siempre se encontró el justificativo para permanecer. Evo en Bolivia tiene sus argumentos, no me convencen ni me convencerán. En la nueva Constitución que se discute en Cuba actualmente, el Presidente y el Vicepresidente de la Nación estarán como máximo dos periodos de 5 años, unos avanzan en el camino correcto, otros buscan el error ya probado.

La corte electoral boliviana dio luz verde a la postulación de Evo Morales a un nuevo mandato

La decisión del Tribunal Supremo Electoral se da en momentos en que arrecia la oposición a la candidatura del mandatario boliviano, con marchas de protesta y una huelga convocada para el próximo jueves



El tribunal electoral boliviano (TSE) dio este martes (4 de Diciembre de 2018) luz verde a una nueva postulación del presidente Evo Morales a un cuarto mandato, en medio de protestas que demandan la inhabilitación de la candidatura del mandatario, considerada inconstitucional por la oposición.

"La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral, en virtud de la jurisdicción y competencia que por ley ejerce", aprobó la habilitación de nueve candidaturas a unas primarias en enero, entre las cuales la del binomio Evo Morales-Alvaro García, según la resolución leída en una declaración de prensa.

La decisión del tribunal se da en momentos en que arrecia la oposición a la candidatura de Morales, con marchas de protesta y una huelga convocada para el próximo jueves.

Un grupo de jóvenes se instaló el lunes en las afueras del TSE, en una plaza pública de La Paz, para repudiar la decisión del tribunal.

El oficialismo desestimó el año pasado el resultado del referéndum de 2016 que le negó a Morales la posibilidad de una cuarta postulación, alegando que se logró bajo engaños por una trama sobre la existencia de un hijo del presidente, que luego no se pudo comprobar.

Morales logró finalmente a fines de 2017 que el Tribunal Constitucional autorizara su candidatura para un nuevo período entre 2020 y 2025, arguyendo que era su derecho humano hacerlo.


miércoles, 5 de diciembre de 2018

Para gente suspicaz que plantean que uno siempre ve la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio, me di a la tarea de buscar alguna información sobre el tema pobreza en Cuba con el prisma que UNICEF analiza a la región latinoamericana, sobre todo para que los datos que a continuación dejo sobre Argentina se vean en el mismo marco de comparación.
Cuba es un país con un bloqueo económico enorme que lleva ya casi 60 años, propinado por la potencia más poderosa sobre la faz de la tierra, pobre en su estructura orgánica como país, con pocos recursos naturales, sin poder acceder libremente al financiamiento exterior y sin embargo ha hecho ingentes esfuerzos (siempre serán pocos, y no nos conformamos) para que el hambre afecte lo menos posible a sus niños y adolescentes.


(Segun la UNICEF, Cuba ha logrado 0% de DESNUTRICIÓN)

Unicef en su último informe 2018 (*) "Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe", menciona lo siguiente: "...En comparación con el trienio del 2010-2012, la reducción de la población subalimentada se ha estancado en varios países de América Latina y el Caribe. La prevalencia en algunos de ellos supera ampliamente el promedio regional (6,1%). En cambio, Brasil, Cuba y Uruguay lideran la lucha contra el hambre en la Región, con prevalencias de subalimentación inferiores al 2,5%..."

En el cuadro No. 1 del informe de UNICEF mencionado, se puede ver claramente que Cuba ha tenido en el periodo del 2010 al 2017 menos de 300 000 personas subalimentadas mientras que en el mismo periodo, Argentina ha tenido un 1 millón 600 mil personas en esa condición, la prevalencia en el caso de Argentina ha estado entre el 3.6 y 3.8% contra el menos de 2.5% en el caso de Cuba. Estamos comparando Cuba con un país rico en recursos y con una estructura orgánica media-alta en la región, si lo hacemos con otros latinoamericanos, los resultados cubanos son muy superiores, inclusive que Chile Colombia, y México.

(*) https://www.unicef.org/lac/informes/panorama-de-la-seguridad-alimentaria-y-nutricional-2018

CASI LA MITAD NIÑOS Y ADOLESCENTES SON POBRES
(Publicado en PAGINA12)

El organismo de Naciones Unidas presentó su informe con una evaluación multidimensional de la pobreza, que no toma en cuenta la situación de ingreso de las familias sino condiciones estructurales de vida. En la población general, llega al 38 por ciento.



La pobreza no monetaria afecta al 70 por ciento de los hogares cuando su jefa o jefe tiene menos de siete años de educación formal.

Casi la mitad de los niños, niñas y adolescentes en la Argentina son pobres desde una perspectiva multidimensional. Esta mirada no tiene en cuenta las cuestiones de acceso a determinada canasta de bienes (pobreza monetaria) sino que evalúa las carencias educativas, de protección social, vivienda adecuada, saneamiento básico, acceso al agua segura y hábitat seguro. El dato duro es que el 48 por ciento de los niños, niñas y adolescentes (NNyA) sufren de al menos una de esas carencias y que en la población total ese número es del 38 por ciento. El acceso al agua junto a los problemas de hábitat explican la mayor parte de las carencias no monetarias.

La medición de pobreza no monetaria fue calculada por Unicef en base a los datos oficiales de la Encuesta Permanente de Hogares. “Es necesario que se haga un esfuerzo nacional para que exista una medición oficial de pobreza que tome aspectos no monetarios”, pidió Sebastián Waisgrais, especialista en inclusión social y monitoreo de Unicef y director del documento presentado ayer. La nómina de autores se completa con Jorge Paz, Luis Beccaria, Diego Born, Alberto Minujín y Ana Laura Fernández. Colaboraron con Unicef la Universidad General Sarmiento, el Instituto de Estudios Laborales y de Desarrollo Económico y Equity for the Children.

Cuando en los medios e incluso en la academia se habla de pobreza, por lo general se la asocia a la falta de ingresos suficientes para acceder a una canasta de bienes y servicios esenciales. El último dato del Indec, del primer semestre de este año, marca que el 27,3 por ciento de las personas está en situación de pobreza y que el 4,9 por ciento es indigente. Entre los NNyA, el 41,6 por ciento del total es pobre en la medición monetaria y el 8,1 por ciento es indigente. En ambos casos, la pobreza monetaria en NNyA supera al promedio general. Como las canastas de pobreza e indigencia muestran subas por encima del 50 por ciento anual, se descuenta que la pobreza y la indigencia subirán varios puntos en el segundo semestre.

Unicef calculó que sin tener en cuenta aspectos monetarios, el 38 por ciento de las personas del país sufre al menos una carencia entre educación, protección social, vivienda, saneamiento básico, acceso al agua segura y hábitat seguro. Entre los NNyA, ese porcentaje asciende al 48 por ciento. “Se trata de derechos, y un derecho vulnerado es suficiente para considerar la carencia”, explicaron los especialistas. Si se toman dos o más carencias simultáneas, un indicador mucho más exigente, la pobreza total no monetaria muestra una caída significativa, al quedar en 13 por ciento para la población general y 18 por ciento en NNyA.
El cruce de datos de pobreza no monetaria con el nivel educativo y con los hogares con padres y madres jóvenes es elocuente. La pobreza no monetaria en NNyA supera el 70 por ciento cuando el jefe o la jefa de hogar tiene menos de siete años de educación y desciende al 22 por ciento cuando esa persona completó más de 12 años de educación. Entre jefes y jefas de hogar menores a 25 años, la tasa de pobreza no monetaria en NNyA es del 75 por ciento. En hogares monoparentales, encabezados mayormente por mujeres, la tasa de pobreza de los NNyA es superior a la media, del 49,7 por ciento, y asciende al 56,9 por ciento en el caso de los hogares extendidos.

La desagregación de datos a nivel regional muestra que en el Gran Buenos Aires (GBA) el 58,5 por ciento de los NNyA sufre al menos una privación no monetaria. El dato es muy impactante porque en esa región se concentra un tercio de la población total. La principal privación en GBA es el acceso al agua, seguida del hábitat, protección social y saneamiento. La segunda peor región en términos de pobreza no monetaria es el centro, con el 45,1 por ciento, seguido del NOA (42,2), NEA (37,9) y Cuyo (33,6). En la mejor ubicación está el Sur, con el 29,7, en donde el agua potable no representa un gran problema pero la protección social domina las preocupaciones.

¿En qué consiste la pobreza no monetaria? La privación en educación es falta de asistencia al colegio o asistencia con retraso y la carencia en protección social, problemas laborales y falta de ayuda del Estado en los mayores y falta de ayuda y trabajo en menores. La vivienda inadecuada tiene hacinamiento, piso y techos inadecuados y/o tenencia insegura y el problema de saneamiento básico es falta de un baño o existencia de baño inadecuado. La fuente de agua no segura o presencia de agua sólo fuera de la vivienda consiste en problemas de agua, mientras que vivir cerca de un basural o de una zona inundable implica la ausencia de un hábitat seguro. Los indicadores de pobreza muestran un descenso entre 2006 y 2018. “En el caso de la pobreza monetaria, la reducción más marcada se dio entre 2006 y 2010, para continuar con un suave descenso en los años siguientes”, dice el informe. En este segundo semestre se anticipa un cambio de tendencia, con una suba de varios puntos de la pobreza monetaria.



LA OBRA DE ARTE RUPESTRE MAS ANTIGUA LA HIZO UN NEANDERTAL
(Por Manuel Ansede, publicado en "EL PAÍS")


Si la humanidad encontrara vida inteligente en otro planeta sería la noticia del milenio. Esos nuevos seres astutos obligarían al ser humano a replantearse su propia existencia y sus relatos religiosos de la Creación. No seríamos excepcionales. No estaríamos solos. Por sorpresa, esa noticia del milenio llega hoy, pero en pasado: no estuvimos solos. Una nueva datación de unas enigmáticas pinturas rupestres garabateadas en tres cuevas españolas muestra que se ejecutaron hace unos 65.000 años, más de 20.000 años antes de que los humanos modernos, los Homo sapiens, llegaran a la península ibérica. Los artistas solo pudieron ser neandertales. El hallazgo es la portada de la revista Science.

Las implicaciones del descubrimiento son descomunales. Es la primera prueba irrefutable de que los neandertales, extinguidos hace unos 40.000 años, tuvieron “lenguaje, cognición avanzada y pensamiento simbólico”, según explica el arqueólogo portugués João Zilhão, coautor de la investigación. Los dibujos analizados son una mano en negativo ejecutada hace al menos 66.700 años en la cueva de Maltravieso (Cáceres), un depósito mineral cubierto de pintura en una pared de la cueva de Ardales (Málaga) y un signo lineal, similar a una escalera, realizado hace al menos 64.800 años en la cueva de La Pasiega (Cantabria). Son las obras de arte más antiguas que se conocen en el planeta.


(La pseudoescalera neandertal, en un dibujo de las pinturas de La Pasiega realizado por el prehistoriador francés Henri Breuil en 1913 (las siluetas animales son posteriores). H. BREUIL)

Para Zilhão, el descubrimiento “acaba con la narrativa del Génesis, la de los humanos modernos saliendo de África como la especie elegida”. El investigador, de la Universidad de Barcelona, va incluso más allá de las conclusiones publicadas hoy en la revista Science. Zilhão cree que los llamados neandertales —con un cráneo con frente huidiza y un cuerpo más bajo y robusto— eran, en realidad, Homo sapiens. Los neandertales seríamos nosotros mismos.

“Los humanos modernos somos anormalmente homogéneos. En el pasado, la especie humana era más diversa que ahora, como ocurre en otras especies actuales. La variabilidad interna que hoy vemos en los chimpancés es mayor que la que veríamos en todos los humanos pasados y presentes si los considerásemos una sola especie”, reflexiona Zilhão. Según las etiquetas actuales, hace 80.000 años coexistían en la Tierra cinco especies humanas: Homo sapiens, neandertales, Homo floresiensisHomo erectus y denisovanos. Para el arqueólogo, todas eran lo mismo. “En realidad, nunca hubo más de una especie humana”, sostiene.

“La evolución es muy compleja y tiendo a pensar que los humanos modernos actuales somos el resultado de un delta fluvial que se ha ido nutriendo en su camino evolutivo de una red de afluentes, en este caso de otras poblaciones arcaicas, como los neandertales, que han contribuido a nuestra conformación actual, tal como indican la genética y los fósiles”, opina la paleoantropóloga Josefina Zapata, de la Universidad de Murcia.


(De izquierda a derecha, los investigadores Daniel Garrido, Marcos Garcia, Alistair Pike, Dirk Hoffmann, Carola Hoffmann y João Zilhão. UB)

Zapata participa junto a Zilhão en otra investigación que se publica de manera simultánea en la revista Science Advances. Los científicos han vuelto a datar unas conchas marinas perforadas y pigmentadas aparecidas en la cueva de Los Aviones, en Cartagena (Murcia). La nueva datación sugiere una antigüedad de más de 115.000 años, más del doble que los 50.000 años calculados en 2010. Para los autores, el resultado confirma que los neandertales ornamentaban sus cuerpos con collares unos 30.000 años antes de que los llamados humanos modernos comenzaran a hacerlo en África. A juicio del paleoantropólogo Erik Trinkaus, de la Universidad Washington en San Luis (EE UU), estos nuevos estudios certifican que “los neandertales y los humanos modernos eran conductualmente y mentalmente equivalentes”.

Gracias a los últimos avances técnicos, en las nuevas dataciones se ha podido emplear el método del uranio-torio. Los investigadores han analizado muestras de unos pocos miligramos de carbonato de calcio tomado de la superficie de las pinturas rupestres. Cuando se forman estos materiales por precipitación, se acumulan trazas de uranio, que decae a torio a un ritmo conocido. La proporción de estos dos elementos químicos desvela la edad precisa de la muestra.


(Conchas perforadas encontradas en la cueva de Los Aviones (Cartagena). J. ZILHÃO)

La directora del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, María Martinón Torres, no comparte la idea de que neandertales y sapiens fueran la misma especie. “Los neandertales eran marcadamente diferentes en su morfología, en sus adaptaciones biológicas —por ejemplo a climas completamente diferentes—, en su secuencia genética perfectamente distinguible e incluso en su sistema inmune. Y, aunque hubo cruces fértiles [sexo con descendencia entre neandertales y sapiens], también sabemos que hubo problemas de infertilidad, lo que significa que no éramos totalmente compatibles”, afirma la paleoantropóloga.

Martinón, que no ha participado en las nuevas investigaciones, cree que hay dos posibilidades: o la capacidad artística surgió de manera independiente en neandertales y sapiens, “ya que ambos tenían grandes cerebros”, o la heredaron de un ancestro común, hace unos 500.000 años. “A ver si se derriba finalmente la teoría de que los neandertales se extinguieron porque eran cultural y simbólicamente inferiores a los humanos modernos”, sentencia.

El prehistoriador Marcos García Diez, de la Universidad Isabel I (Burgos), subraya otro hallazgo importante de su equipo. En la cueva malagueña de Ardales, los neandertales pintaron al menos en dos momentos diferentes, con 20.000 años de diferencia. “Conservaron una tradición simbólica durante miles de años. El espacio, la cueva, también era simbólico. Alguien tenía que decir: Este es nuestro espacio. Esta es nuestra ermita”.


martes, 4 de diciembre de 2018


PONDERAR

Me dejas de cama
condimentando unos recuerdos
unas ilusiones mías
temblores sacudidas arcanas
que la sombra arrugada
de un beso tuyo amanta
ya sé
¡Qué exagerado!
pero me dejas de cama



She's in my bed again
She marks her fingerprints...
("Heroin", BADFLOWER)


lunes, 3 de diciembre de 2018


AMLO CONTRA BOLSO
(Por Ricardo Martner (*), publicado en PAGINA12)


“AMLO contra Bolso” no es el titular de un partido de boxeo, o de lucha libre, sino la promesa del enfrentamiento de dos visiones radicalmente opuestas entre los futuros presidentes de las dos naciones más importantes de América Latina.

Andrés Manuel López Obrador, mejor conocido como AMLO, tomo posesión ayer en el Zócalo de la Ciudad de México, mientras el presidente electo Jair Bolsonaro lo hará un mes más tarde, el 1º de enero del 2019, en Brasilia. Las diferencias entre los dos son profundas, tratándose de sus orígenes, trayectorias políticas, ideologías, y estilos. Pero en estos tiempos turbulentos de absoluta falencia de los Estados latinoamericanos, el principal campo de batalla será el de las propuestas económicas, en dos países campeones mundiales de desigualdades.

El ultraderechista Bolsonaro ya afirmó que reducirá el número de ministerios y que “extinguirá y privatizará” gran parte de las empresas públicas, un anuncio que provocó la euforia de los mercados financieros. También quiere bajar el impuesto sobre la renta de las empresas, hoy entre 24 y 34 por ciento, hasta una tasa única de 20. El equipo del excapitán del ejército justifica esta decisión por la reforma tributaria de Donald Trump en EE.UU., que disminuyó los impuestos corporativos de 35 a 21 por ciento. Para ser competitivo en el mercado externo y atraer a los inversores extranjeros, Brasil tendría que sumarse a esta carrera hacia abajo.

No es una novedad. En América Latina, una de las principales falencias de las estrategias de desarrollo ha sido el otorgamiento generalizado de incentivos tributarios con la idea que son imprescindibles para asegurar inversiones, innovación y empleos de calidad. Sin embargo, las encuestas muestran que para los verdaderos inversores directos, factores como la calidad de la infraestructura, una mano de obra sana y cualificada, el acceso a los mercados y la estabilidad política importan mucho más.

Por otro lado, la disminución de los ingresos tributarios que deriva de la reducción del impuesto de renta a las sociedades tiene consecuencias devastadoras. Brasil podría perder con esta medida 9 mil millones de dólares. Eso se traduce en falta de recursos para la educación, la atención médica, los programas de reducción de la pobreza, y la infraestructura. Sería un nuevo golpe al financiamiento de las políticas sociales después de la adopción, en el final del 2016, de una enmienda constitucional que congela el gasto público por una década. Ya el año pasado, el gasto federal combinado en salud y educación cayó un 3,1 por ciento en términos reales.

Menos financiamiento para los programas sociales significa también menos crecimiento en un país donde una gran parte capital privado prefiere la renta financiera a la inversión directa. El Instituto de Encuesta Económica Aplicada (Ipea) calcula por ejemplo que cada vez que el gobierno gasta R $ 1 en la educación pública, genera R $ 1,85 para el producto interno bruto. El mismo valor inyectado en la salud genera R $ 1,70.

Son efectos multiplicadores que no se pueden descartar en un país estancado en la recesión económica desde 2014, y donde el número de personas en extrema pobreza (que viven con menos de 1,90 dólares diarios) alcanzó 14,8 millones en 2017.

En realidad, bajar la tasa de impuestos a la renta corporativa no es nada más que un regalo a las empresas y a las personas de altos ingresos, con profundas consecuencias sobre la distribución del ingreso. En efecto, quienes detienen acciones y reciben dividendos por las mayores utilidades obtenidas son los dueños del capital. Por añadidura, la erosión de las bases imponibles se agudiza con la planificación agresiva de las multinacionales, las que manipulan las transacciones entre subsidiarias, garantizando que las ganancias sean gravadas en los países donde los impuestos son más bajos y no donde realmente tiene lugar la actividad económica y la creación de valor.

Por eso, la Comisión Independiente para la Reforma de la Tributación Corporativa (ICRICT, por sus siglas en inglés), de la cual soy miembro, plantea que es urgente reformar el sistema tributario mundial. Las multinacionales deben pagar impuestos como una sola empresa que realiza negocios a través de las fronteras. Las ganancias globales y los impuestos asociados podrían entonces asignarse de acuerdo con factores tales como las ventas, el empleo y los recursos utilizados por la empresa en cada país, reflejando la verdadera actividad económica. También consideramos que los países deben adoptar un impuesto efectivo mínimo a las utilidades  de las sociedades de entre el 20 y el  25%. Ello significa desmantelar los generalizados subsidios y exenciones que priman a lo largo de América Latina; reducir impuestos corporativos y jibarizar la inversión pública no es un camino al desarrollo.

Si el Brasil de Bolsonaro no quiere por el momento participar de este debate, el México de AMLO tiene una oportunidad histórica de hacerlo. Además, tiene más margen de maniobra: su nivel global de tasa tributaria (20 por ciento en 2017 contra el 35 en Brasil) está entre los más bajos del mundo. Esta situación le permitiría aumentar los ingresos del gobierno grabando verdaderamente a sus empresas.

Los retos no son menores en México, donde la pobreza y la violencia continúan alimentando la fuga de cerebros y de brazos hacia el norte y donde la movilidad social es cuasi inexistente. Apenas el 4.5 por ciento de los mexicanos entre 25 y 64 años de edad, cuya madre o padre sólo tenía una educación primaria, terminaron con una licenciatura. Una situación que no cambiará sin una masiva –y eficiente– inversión pública. 

Jair Bolsonaro parece haber escogido el camino equivocado para su país. Esperamos que México opte por una alternativa de desarrollo que apele por el contrario a reforzar los sistemas tributarios para recuperar la senda del equilibrio presupuestario, la inversión pública y el crecimiento inclusivo.

(*) Ricardo Martner es miembro de la Comisión Independiente para la Reforma de la Tributación Corporativa (ICRICT). 





domingo, 2 de diciembre de 2018


HACEN FALTA ALAS

Ahora que el Mundo se rinde
a los pies del Vellocino de Oro
hacen falta alas
las de Nike no me importan
menos las de Samotracia
podría coincidir con el poeta 
prescindir de ellas
si tengo tu empeño
tu amor inmenso 




…Recojo fondos para pobres de amistad y de sonrisa
Recojo cuanto haya de bien en lo que esconde tu camisa
Acepto cuanto pueda ser útil al coro que compongo
Siempre que quieras compartir un sueño ancho, largo y hondo…


sábado, 1 de diciembre de 2018


ALGUNOS ASPECTOS SOBRE LA EDUCACIÓN CUBANA ANTES DE 1959



La situación que presentaba la educación cubana antes de 1959 era muy deficiente y aunque en la República se emitió la Constitución de 1940 – la cual establecía el carácter obligatorio de la educación para todos los niños cubanos –, el sistema educativo republicano se caracterizaba por la existencia de grandes desigualdades en el acceso a los recursos y a las oportunidades educativas. Todo esto traía consigo que la educación de los sectores más pobres de la sociedad era casi nula. Al decir de la precaria situación de la educación cubana de aquella época, el gran pedagogo cubano Enrique José Varona afirmaba: “Nos encontramos en la tristísima situación de que hay que aumentar considerablemente el número de aulas, comprar mobiliario, construir escuelas, etcétera, y no hay, ni habrá durante algún tiempo, un centavo que invertir en esas perentorias necesidades”.

La educación cubana antes de 1959 en cifras.

Las desigualdades en la educación cubana antes de 1959 eran más visibles a través del marcado contraste establecido entre las zonas urbanas y rurales. Las áreas urbanas contaban con un 11% de analfabetismo, mientras que las áreas rurales poseían un 47,1% de analfabetos. Para el año 1958 un millón de personas en la isla eran completamente analfabetas y 600 000 niños estaban sin escolarizar. Con una población aproximada de 6,5 millones de habitantes hacia 1953, Cuba contaba con una enseñanza primaria que llegaba sólo a la mitad de la población escolar, una enseñanza media y superior que llegaba sólo a la población urbana y 10 mil maestros sin trabajo. El Censo de Población y Viviendas efectuado en Cuba en el año 1953 registró la cifra de 1 032 849 personas de 10 años y más que no sabían leer ni escribir.

Infraestructura de la educación cubana antes de 1959.

La educación cubana antes de 1959 apenas contaba con una infraestructura institucional que le permitiera hacer frente a la demanda educativa de la población. La enseñanza Secundaria Básica era prácticamente inexistente antes de 1959 y la enseñanza Preuniversitaria en el curso escolar 1958-1959 solo contaba con 21 escuelas y una matrícula de 37 248 estudiantes. La Educación Técnica y Profesional contaba en el curso 1958-1959 con 40 centros educativos y una matrícula de cerca de 15 mil alumnos. Antes del triunfo revolucionario, no se contaba en la isla con un sistema de escuelas especiales que estuviera organizado y estructurado de forma científica. Para este tipo de enseñanza solo existían 15 centros y algunas instituciones que atendían a 134 alumnos. Estas instituciones eran financiadas en su mayoría por patronatos o personas motivadas por sentimientos humanitarios. Por otra parte, la Educación de adultos se reducía a 304 escuelas nocturnas en todo el país, que eran atendidas por 1 369 maestros y con una matrícula de 27 965 alumnos. Estos centros educativos estaban integrados fundamentalmente por adolescentes que procedían de escuelas primarias y que estaban interesados en elevar su nivel escolar. No obstante, los planes de estudios y métodos de enseñanza aplicados en estos centros no respondían a las necesidades de la población adulta.

(Cuando hay visión de futuro, voluntad política y mucho empeño, ademas de determinados recursos económicos para invertir, se pueden hacer muchas cosas en un país pobre,... eso hizo Cuba y su Revolución, a pesar de un bloqueo, como nunca hubo en la historia humana, ...si dejarán hacer, otro gallo cantaría)




viernes, 30 de noviembre de 2018





TECLEAR AL MISMO TIEMPO SOBRE MI RON

Coltrane me regala una Luna,
en uno de sus cráteres
una lagrima mía te arropa
vaya viaje sin framboyanes
sentado a la espera tuya
en la serpiente Kukulcán
de aquel equinoccio otoñal en el cine Alameda
amaba tanto el futuro
que llegó sin amarras
para acostarme en esta orilla
pronunciando tus besos
amaba tanto el futuro
que llegó Coltrane, a quien no conocía entonces
con tu espalda hecha Luna
dándome la despedida



jueves, 29 de noviembre de 2018


LA INSUPERABLE LEVEDAD DE IR MAS ALLÁ DE LAS CIRCUNSTANCIAS
(Por Ernesto Estévez Rams, publicado en el blog de Iroel Sánchez "La Pupila Insomne")



El capitalismo es una especie de Rey Midas en marcha atrás, todo lo que toca lo convierte en mercancía, pero lo hace otorgándole esta condición como esencia, usurpando sus otros atributos. Y lo hace aun cuando para lograr que se venda, debe esconder su objetivo único detrás de los demás atributos. Digo de marcha atrás porque, si en el principio la condición de mercancía derivaba de la utilidad de cierto objeto, es decir su valor de uso, ahora lo vendible viene primero y luego, se le inventa alguna pantomima que la haga comprable. Luego, genéricamente hablando, este anti Rey Midas, contrario al mítico, convierte todo lo que toca en mierda y no porque no sea capaz de crear lo útil, lo crea, pero no lo hace por utilidad. Por eso cada vez que escucho aquellos versos de que me vienen convidar a tanta mierda no puedo evitar pensar en que el convite es a abrazar el mito de la mercancía y perderse en el. El mundo hecho almacén de objetos de masas.

Este afán de demiurgo de feria que troca las cosas degradándolas no se reduce a los objetos tangibles. Los economistas dicen que una de las características del capitalismo desarrollado es que sus sociedades ya no se sostienen sobre la base de la  producción de bienes sino de servicios. Los objetos que los produzcan otros, lo de ellos es el negocio de trocar todo, incluyendo los objetos, en símbolos vendibles.

México produce los teléfonos, pero Apple vende los iphones. Brasil ensambla los automóviles pero General Motor vende status rodantes. Por eso la primera industria del capitalismo desarrollado contemporáneo es la industria de los símbolos. A esto habrá que añadirle el plus de que el ejercicio del poder es esencialmente un ejercicio simbólico. Tenemos el símbolo de la prosperidad como la capacidad de ser consumidor desenfrenado. Tenemos el símbolo del triunfo individual como la validez de pisotear al prójimo. Se vende la imagen de la apabullante maquinaria de guerra como símbolo de que no hay mas remedio que agachar la cabeza. Luego, al vender símbolos, ya sean objetos o no, se vende también determinada relación de poder, un Longiness no es sencillamente un buen reloj, es mas que eso, es el símbolo de que la sociedad que lo produce es superior a las incapaces de producirlo. Por eso la insistencia en atarnos a la condición de economías extractivistas, es decir, meras productoras de materia prima. Hay poco símbolo de adelanto en el saco de azúcar o el barril de petróleo, y acaso, el símbolo que transmite nos acerca mas al humanoide que recogía frutas de los arboles que al ser que conquista el espacio.

Todo saber, aun en las mas remotas áreas de la cultura son útiles al ejercicio del poder. Contrario a lo que a veces se afirma, nunca antes la producción de conocimientos fue más colectiva, el problema es, que nunca antes esa apropiación del conocimiento colectivo ha sido mas privado. Si en el capitalismo industrial, la apropiación de lo producido se hacía esencialmente en el plano de lo tangible: el dueño de los telares se quedaba con el paño producido, hoy esa apropiación ocurre  mucho antes, la apropiación comienza con el conocimiento, es decir con la cultura.

Quizás sea en el terreno de la cultura donde  la apropiación de lo intangible alcanza su expresión mas acabada. La industria de lo simbólico no es otra cosa que la industria de mercantilización de la cultura. Y al decir cultura, me refiero ahora a todo lo  que el ser humano produce conscientemente primero como idea. La mercantilización de la cultura es el fenómeno más distintivo de la hegemonía capitalista actual. En el plano de la ciencia implica subvertir el origen primario de esa actividad, como el impulso humano de saberlo todo, a una actividad cuyo fin fundamental es contribuir a la reproducción ampliada del propio sistema. En el terreno de lo artístico pasa otro tanto, la homogenización embrutecedora de la maquinaria cultural globalizada no solo  responde a hacer viable como industria global, a un fenómeno esencialmente local, sino que ademas, es necesario para garantizar la persistencia del sistema. La dominación imperialista es en primer lugar una dominación simbólica. Que arma terriblemente eficaz es la generadora de  admiración tonta y acrítica a un sistema artístico estructurado sobre la existencia de estrellas globales. Si la rebeldía juvenil se resume en parecerse a Justin Bieber o imitar al cantante de machismos y miserias espirituales como paradigma de éxitos, entonces toda rebeldía cósmica esta de antemano derrotada. No es casualidad el vertiginoso ritmo de los productos culturales de hoy en dia. El fenómeno de la obsolescencia tecnológica viene acompañado de la obsolescencia simbólica. Las mercancías culturales pierden actualidad simbólica y se le impone a la sociedad la necesidad de sustituirlos sin haber sido agotados como discurso estético. El resultado es una sociedad oligofrénica con una memoria de corto plazo. La pérdida de memoria colectiva no es otra cosa que la perdida de la cultura como esencia espiritual del ser humano para dar paso a la cosificación del sujeto social.

Por eso es que la defensa de la cultura como hecho trascendente, trasciende. Y digo trascender en el sentido de que no se trata de capricho de hacer trinchera por donde quiera, sino de que las trincheras hechas de cultura son trincheras de ideas y ya sabemos lo que dijo Martí, y Fidel nos recordaba constantemente, sobre la resistencia de las trincheras de ideas sobre otras, en apariencia engañosa, mas efectivas.

Recuerdo haber leído alguna vez, quizás escuchado, a Silvio decir que una canción no cambiaba al mundo, que eso era una exageración de los poetas, pero acaso podemos mencionar algo que por si solo cambie al mundo? Los poetas hacen, entre muchas otras cosas, dos acciones respecto al tiempo, o bien nos configuran el pasado como persistencia en el presente, o bien nos prefiguran el futuro como utopía y al hacerlo, la vuelven alcanzable: objeto de metas.

Cuando Silvio dice que el se muere como vivió, nos recuerda el pasado, lo vivido, como historia que impone un de cursar determinado hacia el futuro: el pasado obliga a ese futuro. Pero, he aquí lo mágico de los grandes poetas, cuando todos coreamos la canción, el símbolo que el poeta logro darnos es que no se trata de su vivencia como individuo sino que, en sus versos se resume, la vivencia de un colectivo mas grande, acaso un pueblo, acaso mas, no me atrevo a ponerle limites. Y no hay nada mas antimercancía, ya lo decíamos, que un símbolo al que no se le puede pronosticar fecha de caducidad.  Porque lo que se apropia colectivamente y no perece, difícilmente puede ser convertido en mercancía.  Símbolos como esos son de por sí subversivos y el que los produce un peligro tremendo al sistema de miserias espirituales.

Cuando el poeta fabula en torno a tres hermanos donde cada uno yerra en su derrotero, nos pone a pensar hasta darnos de bruces que el error era andar por separado y la solución sencilla, andar unidos. Pero la fábula trasciende la anécdota en si para hacer metáfora del hecho pasado como experiencia para el accionar futuro. Fábulas como esa son imposibles de tornar mercancía y por ello, remiten a la sabiduría ancestrales de los pueblos para tornarse en subversivas y quien las expone, es un peligro aniquilador al sistema de trasiego de mediocridades.

Frente a la pretendida maquinaria absoluta de trocarlo todo en mercancía, nosotros, los pueblos sumergidos, no tenemos otra que enfrentarlos con nuestros poetas, esos símbolos imperecederos que creen que una canción no cambia el mundo y sin embargo, le cantan a las eras mientras estas paren corazones, haciendo parte de las matronas que traen al mundo nuevos decursares camino a la justicia absoluta.

Hay muchas muertes, la peor es la que viene por desencanto.  Si penan los pueblos sin héroes, más penan los pueblos que dejan morir a sus poetas.
Es tan corta la vida y tan larga la historia, que nos desesperamos por ver pasar en el tiempo que nos ha sido dado, la historia toda de la humanidad. Eso no ocurre, lo que si ocurre es que los poetas, si son grandes, nos las resumen en el espacio de una canción y así condensada, como si la hubiéramos vivido, nos hacen sabios.

Un individuo no puede conquistar toda la justicia. Podrá ser justo, digamos, con los pobres de la tierra pero tal vez desprecie al homosexual, no lo entienda; puede darse el caso que sufra ver que se humille al de otra raza y sea a la vez indulgente a enclaustrar mujeres en conventos de adoctrinadas desde niñas y mutiladas de tomar otros destinos. Le indigne la misoginia y simultáneamente, decida tolerar machismos inherentes a buena parte de las culturas originarias. No es culpa de el, es un problema de volumen, toda la justicia no cabe en un solo ser humano. Ni en el mas grande, el que más abarca. La justicia toda no es cosa de individuos.  Cuando lo intentan terminan levantados del caballo por un tiro y caen de espaldas mirando el cielo: revientan.

Es hermoso el gesto y sirve como símbolo redentor. Pero el símbolo no lo hereda nadie en particular, lo descubren muchos que también lo intentan  también revientan. Y así, en olas sucesivas hasta que reventamos todos. Por eso, toda la justicia es al final como una gran explosión sideral: el reventar de una supernova esparciendo polvo de estrella por todo el universo. Ese mismo polvo que acumulado en algún lugar cósmico vuelve a fundar otro planeta llamado tierra donde otros seres humanos se preguntaran cómo conquistar toda la justicia y otros poetas canten sobre el material de que están hechos todos los hombres.

Frente a la apuesta por la insoportable levedad del ser, ese intento de trocarnos a nosotros mismos en mercancías con obsolescencia programada, el poeta nos contrapone setenta y dos poesías que son un canto a la insuperable levedad de  ser capaces de proyectarnos mas allá de las circunstancias y eso, es cambiar el mundo, con el embrujo de una canción.