Viaje a la Luna

Viaje a la Luna

LA LUNA DE NOKA

Una memoria a mis antepasados, a mis vivencias...unos versos de futuro.

QUIEN NO SE OCUPA DE NACER SE OCUPA DE MORIR

sábado, 22 de enero de 2022

DE LOS OLORES EL OLOR DEL ALBA (*)
 
Me vuelvo a desnudar
en esta cálida mañana sobre tus labios
el olor del alba es la migaja que sigo
en este laberinto indescifrable
busco el milagro
que me prometieron
pero sigo como el otro tigre
(ni porvenir, solo un instante cierto)
me cubres, me impermeabilizas
tu savia sobre mi cuerpo
es mi Jordán
 
(*) Del poema de Borges “El Otro Tigre”

...Can I have some remedy? (All I want is a remedy)





PÁBULO FLORAL
 
Más vez
que de en cuando
me gustaría estar cerca
de los esbeltos pinos silenciosos
a la entrada de su bosque
Más vez
que de en cuando
me gustaría transitar descalzo
la amplia alameda
hasta el inconmensurable pistilo
de sus contenes
Tal vez entonces
el mordisco preciso
el disparo de nieve
el retuerzo como el arcoíris
finalmente mi luz

…In the light you will find the road
You will find the road










miércoles, 22 de diciembre de 2021

En Neuquén, los trabajadores continúan exigiendo la reactivación de la planta de Agua Pesada
(Por Jimena Puga) 

En el segundo acampe que realizan frente al congreso, los trabajadores de la planta de Agua Pesada ubicada en la provincia de Neuquén, continúan a la espera de una respuesta por parte del Gobierno Nacional para que se reactive y vuelva a producir. El agua pesada es esencial para refrigerar y moderar los tres reactores nucleares que existen en nuestro país.

Desde el año 2017, por decisión del Gobierno de Macri, la planta de agua pesada (PIAP), se encuentra paralizada. Desde el 2018, de los 450 trabajadores, de los cuales muchos se encontraban altamente calificados solo quedan 104. En la semana de 13 de diciembre una delegación de trabajadores junto a delegados de la Junta Interna de ATE-PIAP, realizaron un acampe de 4 días, en donde exigieron a las autoridades tanto nacionales como provinciales, a través de una conferencia de prensa, la urgencia de la reactivación de la planta.

Entrevistamos a Matías Delegado de la junta Interna ATE- PIAP, quien relataba como viene siendo la situación desde el 2017: “Venimos sufriendo el desmantelamiento de todo lo que es Herramientas, hasta la parte del personal, se plantearon retiros voluntarios, nos empezaron a ahogar con el tema de los sueldos, el pago en dos tres cuotas, perdimos un montón de mano de obra, todos calificados técnicos, somos 104 trabajadores resistiendo. En la situación actual, esta parada la planta bajo un Contrato de Conservación de Planta que no se esta cumpliendo, solo alcanza para pagar los sueldos. Este contrato lo celebramos con la CNEA, es un contrato de conservación medio mentiroso, lo que estamos haciendo hoy en planta es ir a trabajar, pero no estamos teniendo las herramientas, no nos brindan el presupuesto como para poder hacer como ellos dicen las mejorías que nosotros creemos necesarias, ante ellos, como dicen que va a arrancar la planta, hay voces de la presidenta de la CNEA, diciendo que ella también quiere que se reactive, bueno hoy no lo vamos a poder hacer".

Uno de los motivos por los cuales es necesario el reacondicionamiento de la PIAP, es el proyecto para la construcción de una central del tipo CANDU (tecnología a partir de uranio natural y agua pesada, en la que Argentina cuenta con amplia experiencia). Sin embargo este proyecto se encuentra actualmente sin novedades tras la suspensión durante la gestión de Macri. Por su parte, las autoridades de NASA (Nucleoelectrica Argentina S.A) informaron que continúan las tratativas para la construcción de una central nuclear llave en mano de tecnología china (Hualong) que no utiliza agua pesada. En una entrevista realizada en el portal TSS a la actual Presidenta de la CNEA, la Dra. Adriana Serquis, decía:" Creo que la CNEA no va a tomar la decisión sobre si tendremos una central CANDU o no, es algo que se decide más arriba, y conforme a otros intereses tanto geopolíticos como por cuestiones técnicas, en las que la CNEA debería estar ayudando y apoyando".

Los intereses geopolíticos de las potencias imperialistas ponen en jaque el desarrollo de un plan nuclear autónomo en momentos donde los funcionarios del Ministerio de Economía se disponen a firmar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que dejará atado el futuro del país, como mínimo, en la próxima década.

En el acampe, se sumaron a dejar un saludo de solidaridad, Lorena Itabel, Delegada ATE Mecon, Maria Soledad Pagelis, Delegada de Ate del Ministerio de Trabajo, Jimena Puga, delegada de sector de ATE CNEA, y trabajadores que conforman la Agrupación Marrón.

A partir del acampe que realizaron los trabadores de la PIAP, este lunes pasado, consiguieron que, luego de dos años de solicitar sucesivas reuniones, los reciba el Secretario De Energía de Nación, Darío Martínez. Luego de la reunion, emitieron un comunicado que reproducimos abajo.

La mas amplia unidad de los trabajadores estatales y del sector nuclear será fundamental para enfrentar las consecuencias del tutelaje del FMI sobre la Argentina.

El alineamiento con los mandatos de Washington que impulsa el gobierno de Alberto Fernández, implicará mayores padecimientos para la población y es un camino antagónico a la conquista de la soberanía energética nacional. La pelea por el no pago soberano de la deuda odiosa y por echar al FMI del pais, es una tarea de primer orden. 

Comunicado informativo de la Junta Interna ATE PIAP

Ayer, en horas del mediodía, nos reunimos con el Secretario De Energía de Nación, el Sr Darío Martínez. Se le expuso e informó la situación actual de Planta, entre ellos, falta de mantenimiento, insumos, personal, y otros. También se discutió el tema presupuestario, planteando una mejora en las partidas para poder, realmente, realizar los trabajos necesarios para conservar las instalaciones de la planta. Se habló de trabajar en conjunto, en una posibilidad real de puesta en marcha.

El Secretario hizo mención de que se está discutiendo una mejora sustancial en las partidas para PIAP. Además pidió que se siga con las gestiones de visibilización de la PIAP a nivel nacional, comprometiéndose a generar reuniones con Ministros y funcionarios nacionales que nos posibiliten llevar el tema en primera persona. Agregó también, que hay gestiones para lograr un contrato de 400 Tn de agua pesada. Le encargó al Director Fernando Lisse, trabaje en números finos del costo que esto conllevaría.

Para finalizar, se comprometió en volver a reunirnos antes de marzo de 2022.

 



TÚNICA
 
Será por la música
que lleva su movimiento
o el escalofrío de luciérnagas
que barre mis doce músculos
y algo más
también la ternura devota
la emoción de que estas ahí
explorando los dulces del placer
Algo te digo en otro idioma
pataleo en tu charco
en la oscura cueva que me recibes
Intento al mismo tiempo
movilizar mis alas
abarcarte o fundirme
no me queda claro mi accionar
El respirar es un tema aparte
depende del clima
Otoño o Verano
en el primero
aspiro como un océano en calma
en el otro
el huracán te lleva puesto
Al final en todo caso
tu beso, al que trato de evocar
es simplemente
mi abrigo


There's a kiss
That means nothing
There's a kiss
Only means one thing
And there's a kiss
Leaves you wanting
Whatever it is
It's still a kiss...







miércoles, 24 de noviembre de 2021

MASACRE QUE NO SE FILTRA, NO EXISTE
(Por Jorge Majfud(*))
“Si las guerras pueden comenzar con mentiras,
la paz bien puede comenzar con la verdad”. 
                                                                                       Julian Assange.



El 8 de marzo de 2019, los analistas de un comando militar estadounidense localizado en la millonaria península de Catar se encontraban observando una calle de un pueblo pobre en Siria a través de imágenes de alta definición captadas por un dron inteligente. En la conversación que quedó grabada, los analistas reconocieron que la multitud estaba compuesta mayormente por niños y mujeres. A un costado, un hombre portaba un arma, pero todo parecía desarrollarse de forma tranquila. Hasta que una bomba de 220 kilogramos fue arrojada desde un poderoso F-15E, justo sobre la multitud. Doce minutos más tarde, cuando los sobrevivientes de la primera bomba comenzaban a correr o a arrastrarse, el mismo avión arrojó dos bombas más, esta vez de una tonelada de explosivos cada una y a un costo de un millón de dólares por explosión.

A 1870 kilómetros, en el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas del ejército estadounidense en la base de Al Udeid en Catar, los oficiales observaron la masacre en vivo. Alguien en la sala preguntó, sorprendido, de dónde había partido la orden.

Al día siguiente, los observadores civiles que llegaron al área encontraron casi un centenar de cuerpos destrozados de niños y mujeres. La organización de derechos humanos Raqqa Is Being Slaughtered publicó algunas fotos de los cuerpos, pero las imágenes satelitales sólo mostraron que donde cuatro días atrás había un barrio modesto sobre el río Eufrates y en un área bajo el control de la “coalición democrática”, ahora no quedaba nada. La Oficina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea de Estados Unidos se negó a explicar el misterio.

Luego se supo que la orden del bombardeo había procedido de un grupo especial llamado “Task Force 9”, el cual solía operar en Siria sin esperar confirmaciones del comando. El abogado de la Fuerza Aérea, teniente coronel Dean W. Korsak, informó que muy probablemente se había tratado de un “crimen de guerra”. Al no encontrar eco entre sus colegas, el coronel Korsak filtró la información secreta y las medidas de encubrimiento de los hechos a un comité del Senado estadounidense, reconociendo que, al hacerlo, se estaba “poniendo en un serio riesgo de represalia militar”. Según Korsak, sus superiores se negaron a cualquier investigación. “La investigación sobre los bombardeos había muerto antes de iniciarse”, escribió. “Mi supervisor se negó a discutir el asunto conmigo”.

Cuando el New York Times realizó una investigación sobre los hechos y la envió al comando de la Fuerza Aérea, éste confirmó los hechos pero se justificó afirmando que habían sido ataques necesarios. El gobierno del presidente Trump se refirió a la guerra aérea contra el Estado Islámico en Siria como la campaña de bombardeo más precisa y humana de la historia.

El 13 de noviembre el New York Times publicó su extensa investigación sobre el bombardeo de Baghuz. De la misma forma que esta masacre no fue reportada ni alcanzó la indignación de la gran prensa mundial, así también será olvidada como fueron olvidadas otras masacres de las fuerzas de la libertad y la civilización en países lejanos.

El mismo diario recordó que el ejército admitió la matanza de diez civiles inocentes (siete de ellos niños) el 10 de agosto en Kabul, Afganistán, pero este tipo de reconocimiento público es algo inusual. Más a menudo, las muertes de civiles no se cuentan incluso en informes clasificados. Casi mil ataques alcanzaron objetivos en Siria e Irak solo en 2019, utilizando 4.729 bombas. Sin embargo, el recuento oficial de civiles muertos por parte del ejército durante todo el año es de solo 22. En cinco años, se reportaron 35.000 ataques pero, por ejemplo, los bombardeos del 18 de marzo que costaron la vida a casi un centenar de inocentes no aparecen por ninguna parte.

En estos ataques, varias ciudades sirias, incluida la capital regional, Raqqa, quedaron reducidas escombros. Las organizaciones de derechos humanos informaron que la coalición causó miles de muertes de civiles durante la guerra, pero en los informes oficiales y en la prensa influyente del mundo no se encuentran, salvo excepciones como el de este informe del NYT. Mucho menos en los informes militares que evalúan e investigan sus propias acciones.

Según el NYT del 13 de noviembre, la CIA informó que las acciones se realizaban con pleno conocimiento de que los bombardeos podrían matar personas, descubrimiento que podría hacerlos merecedores del próximo Premio Nobel de Física.

En Baghuz se libró una de las últimas batallas contra el dominio territorial de ISIS, otro grupo surgido del caos promovido por Washington en Medio Oriente, en este caso, a partir de la invasión a Irak lanzada en 2003 por la santísima trinidad Bush-Blair-Aznar y en base a las ya célebres mentiras que luego vendieron como errores de inteligencia. Guerra que dejó más de un millón de muertos como si nada.

Desde entonces, cada vez que se sabe de alguna matanza de las fuerzas civilizadoras, es por alguna filtración. Basta con recordar otra investigación, la del USA Today que hace dos años reveló los hechos acontecidos en Afganistán el 22 de agosto de 2008. Luego del bombardeo de Azizabad, los oficiales del ejército estadounidense (incluido Oliver North, convicto y perdonado por mentirle al Congreso en el escándalo Irán-Contras) informaron que todo había salido a la perfección, que la aldea los había recibido con aplausos, que se había matado a un líder talibán y que los daños colaterales habían sido mínimos. No se informó que los habían recibido a pedradas, que habían muerto decenas de personas, entre ellos 60 niños. Un detalle.

Mientras tanto, Julian Assange continúa secuestrado por cometer el delito de informar sobre crímenes de guerra semejantes. Mientras tanto los semidioses continúan decidiendo desde el cielo quiénes viven y quiénes mueren, ya sea desde drones inteligentes o por su policía ideológica, la CIA. Este mismo mes, la respetable cadena de radio estatal de Estados Unidos, NPR (no puedo decir lo mismo de la mafia de las grandes cadenas privadas), ha reportado que hace un año la CIA debatió entre matar o secuestrar a Julian Assange.

La conveniente, cobarde y recurrente justificación de que estos ataques se tratan de actos de “defensa propia” es una broma de muy mal gusto. No existe ningún acto de defensa propia cuando un país está ocupando otro país y bombardeando inocentes que luego son etiquetados como “efectos colaterales”.

Está de más decir que ninguna investigación culminará nunca con una condena efectiva a los responsables de semejantes atrocidades que nunca conmueve a las almas religiosas. Si así ocurriese, sólo sería cuestión de esperar un perdón presidencial, como cada mes de noviembre, para Acción de Gracias, el presidente estadounidense perdona a un pavo blanco, justo en medio de una masacre de millones de pavos negros.

Nadie sabe y seguramente nadie sabrá nunca los nombres de los responsables de esta masacre. Lo que sí sabemos es que en unos años volverán a su país y lucirán orgullosas medallas en el pecho que sólo ellos saben qué significa. Sabemos, también, que al verlas muchos patriotas les agradecerán “por luchar por nuestra libertad” y les darán las gracias “por su sacrificio protegiendo este país”. Muchos de estos agradecidos patriotas son los mismos que flamean la bandera de la Confederación en sus 4x4, el único grupo que estuvo a punto de destruir la existencia de este país en el siglo XIX para mantener “la sagrada institución de la esclavitud”.

Tradición que nunca murió. Sólo cambió de forma.

 






(*) Jorge Majfud es escritor uruguayo-estadounidense. Profesor en la Jacksonville University. 

 



AGUA FRESCA
 
Hoy me he levantado
con tu Sol en mi lengua
¿será por el cobre que sabe mi andar?
ó ¿por la sorpresa que despierta
que todavía huelas mi sudor?
Igual que importa
el boreal placer
de tu jadeo bajo el brazo
hace olvidos lo vivido
No confundo, sabélo
hay mezcla de arenas infernales
y nubes de alondras
que impactan en este parabrisas
no estoy acostumbrado
a la dicha templada
de una mano en mi desierto
Asumo el orbe
que a veces me acribilla
impidiendo retener el agua fresca


Un nuevo día va a empezar
Me besas y aparece el sol...








EL VIENTO BARRERÁ
 
La Luna no me repara
atestigua este diminuto andar mío
perteneciente a una especie con soberbia
que tiene Dios propio
perdonando todo
Así seguimos cometiendo
esta imprudencia del vivir
y aunque las actuaciones
son para alquilar balcones
la realidad es
que solo somos migajas con moho
que el viento barrerá

All across the west we traveled wayward for
Find the weight of dreams in gold…





sábado, 13 de noviembre de 2021

En agosto de 2012, cuatro años antes de la muerte de Fidel Castro, se me ocurrió este cuento corto que publique aquí, lo dejo ahora de nuevo en este blog… nunca la realidad es como uno la imagina, pero crea alertas.

DECISIONES IMPERCEPTIBLES

Lo vio venir por el espejo exterior del auto a pesar de la noche, abrió su puerta y se dirigió hacia la trasera del lado del acompañante.

- Buen día Esperanza – con una sonrisa a medias aquel hombre alto de cierta corpulencia y pelo bien corto, saludo entrando al auto.

- Buen día Diputado Orlando- le contesto una mujer rubia de ojos azules acomodándose la pistola Makarov que llevaba escondida en el trajecito y pantalón negro que usaba como vestido.

- Hoy es un día importante Esperanza, le afirmo con voz de discurso, tomando el periódico Granma que en su página principal tenia la foto de una mujer, la actual presidenta de los Estados Unidos, y unas letras grandes en azul y rojo que decían “WELCOME, BIENVENIDA PRESIDENTA”.

- Así es, lo espera el Consejo en Palacio, - le contesto ella mirándolo fijamente por el espejo retrovisor.

Se abrió la compuerta del Garaje y dos autos negros mas lo esperaban para custodiarlo. Frente a la casa del barrio de Lawton donde salía el auto, había una pancarta gigante con un hombre de traje saludando con la mano derecha arriba donde se podía leer: “El Diputado Orlando es del pueblo”.

- Esperanza pasaremos a rendirle homenaje, por EL es que llegamos aquí.

- Bueno, Diputado Orlando, como usted quiera.

El auto tomo la Avenida Porvenir a toda velocidad, el Diputado Orlando dejo a un lado el diario y recostó su cabeza sobre la ventanilla del vidrio calobar, miraba lejos y cerca a la vez, su pensamiento, ahora mientras se adentraban en la Avenida de los Framboyanes de 10 de Octubre se conectaba con un túnel del tiempo, ¿Cómo había llegado allí?, ¿fue premeditado o pequeñas imperceptibles decisiones lo llevaron a ser el Presidente de los cubanos?, ¿Dónde había estado la gran decisión de la vida?, muchas veces lo atormentaban aquellas preguntas, y ¿y si no hubiera levantado la mano por el impulso del deber en aquella reunión donde nadie quería ir a sembrar plátano microjet?, y ¿y si EL en sus últimos momentos no lo hubiera recomendado para el Consejo de Estado?, no sabía bien, si la vida esta predeterminada por un Dios todopoderoso, por el libre albedrío o por la consecuencia de pequeñas, apenas consciente, mínimas decisiones, ¿y si echara todo atrás y no hubiera conocido aquella bella jamaiquina en lo de Esteban?, es increíble que él, negro de piel, fuera finalmente el primer Presidente de la Revolución Cubana que reivindicaría las libertades de expresión y de huelga tan cacareados en el “Mundo Libre”, desde entonces, Cuba ya no fue lo que era, a cada rato pequeños grupos de personas que a veces no llegaban a diez podían paralizar La Rampa y todo se convertía en un caos, con las guaguas que tenían que cambiar de rumbo y la gente llegando tarde a los trabajos, muchos lo maldecían por aquello, otros lo respetaban por su decisión, “mis derechos terminan donde empiezan los tuyos”, era una frase que se había puesto de moda, para solicitar racionalidad en las protestas callejeras, pero el Diputado Orlando  se preguntaba mientras dormitaba en el auto camino a Palacio, ¿Cómo era que había llegado a convencer al Consejo de que aquella medida era necesaria?, ¿era lo que le había dicho su mujer en perfecto ingles en la mañana de aquel Consejo donde se aprobó 14 a 13 su propuesta?, no lo sabía a ciencia cierta, no se imaginaba el Diputado Orlando que hubiera dicho EL si lo hubiera escuchado dando sus argumentos, es verdad que la gente no aguantaba más, pero el Diputado Orlando no tenía el carisma de EL.

- Disculpe Diputado Orlando, - Esperanza lo saco de su meditación, - me han informado que cerca del Zoológico, hay manifestantes quemando banderas de los Estados Unidos y con pancartas suyas pidiéndole su renuncia.

- Bueno, busquemos otra vía, de la orden a los otros autos,- su respuesta era apenas audible, quería seguir en sus pensamientos.

¿Cuándo el terremoto de Haití fui sin pensarlo o consciente de que mi especialidad de pediatría ayudaría a aquellos niños que deambulaban por las calles?, realmente ahora que lo pienso no sé cómo se dio todo, ¿Por qué fue que decidí presentarme en aquella reunión del Hospital Calixto García?, creo que me ayudo como humano todo aquello, además conocí a Grace, con mi ingles de entonces, no sé cómo me entendió, ella reía mucho por aquella época y no estaba tan preocupada como ahora con que me pase algo, con tanto descontento que hay por las últimas leyes que hemos promulgado. Fue difícil que me dejaran visitarla en Kingston, pero les demostré que no me quedaría, es más, el país gano otro médico, porque finalmente después de vivir dos años en Jamaica con ella en misión, los dos volvimos a Cuba y ahí empezó todo.

Varios golpes en el techo lo despertaron, Esperanza freno bruscamente y de los autos negros se escucharon ráfagas de tiros al aire.

- ¿Qué paso Esperanza?

- Un grupo de caderitas han lanzado piedras contra el auto, pero han corrido cuando escucharon los disparos.

- Dígale por favor a Benítez y a los otros que continuemos y que no pierdan la calma.

En la Asamblea de la circunscripción 36 ¿No fue Ambrosio, “el comunista soviético” del barrio el que me propuso?, nunca le pregunte porque lo hizo, ya nadie le hacía caso cuando hablaba, yo no sabía dónde meterme aquella vez, me sentía incomodo, pero acepte, allí nació lo del “Diputado Orlando”, ¿y después?, durante casi 8 años en el Parlamento Cubano no dije mucho, bueno participaba en las comisiones por la restructuración del Estado, EL supo de mi y entonces lo conocí personalmente, ¿Qué decir de aquel encuentro?, fue increíble, EL tenia una fe enorme en la juventud, aunque ya yo peinaba mis años, ya EL por entonces publicaba poco pero cuando lo hacía iluminaba los cielos.

Yo no creí que alguna vez estaría entre los 27, pero llevaba su aval, fue una época mala cuando EL murió, el consejo tenía una gran responsabilidad, se habían tomado muchas medidas económicas importantes pero el país no avanzaba como se quería y la gente ya nos había dado mucho tiempo, fue por ese entonces que comencé a pensar en que se necesitaban cosas más audaces, el bloqueo norteamericano,  llevaba tiempo más que suficiente, había que hacer algo. Cuando el hermano de EL cumplió sus 10 años de mandato prometido yo era la persona indicada para tomar la Presidencia del Consejo, era negro, medico y hablaba muy bien ya el ingles, además que había contado en su momento con la confianza de EL.

Pequeñas decisiones o grandes, no sé, empecé a tomar desde el Consejo, teníamos que romper el bloqueo, pero ¿Cómo?.

- Diputado Orlando, - interrumpió de nuevo Esperanza todas sus reflexiones, - disculpe pero tengo algo que preguntarle, - Esperanza estaba algo tensa y nerviosa, su voz era algo inquisidora

- ¿Cree usted realmente que privatizar las Empresas Nacionales de Electricidad y de Teléfono a las trasnacionales americanas es una buena solución para el país?

El Diputado Orlando no esperaba una pregunta así de Esperanza, y máxime en ese tono a tan pocas horas de recibir a Ms. Oldwrite en el antiguo Palacio Presidencial.

- Lo importante no es lo que piense yo Esperanza, hay un Consejo de Estado y luego un Parlamento que ha votado por unanimidad la Ley de Privatización de esas dos empresas.

- Pero ¿y lo que piensa el pueblo?, usted que como se dice siempre por televisión “El Diputado Orlando es del pueblo”, ¿no lo tiene en cuenta?

- Bueno, en las Asambleas de los Centros de trabajo, la gente lo que quiere es que se acabe el bloqueo de una vez, y esta Ley entre las otras medidas de libertad individual que hemos promulgado por consenso, es lo que ha facilitado para que hoy Ms. Oldwrite este acá, algo esta cambiando y pronto se derogara la Ley Helms-Burton.

Esperanza freno de golpe por tercera vez, cuando observo que el auto de Benítez giraba en U en el centro de la Plaza de la Revolución,…, era la señal,… saco su Makarov con la mano derecha al mismo tiempo que se daba la vuelta, coloco la palma de la mano izquierda debajo de la culata de la pistola, sin mediar palabras disparo en la frente del Diputado Orlando, el cristal trasero se rompía y la sangre dispersada creaba una mezcla calidoscópica de vidrios rojos y verdes.

Esperanza lo había hecho, así era como se rendía homenaje, con sangre fría salió del auto, levanto el puño izquierdo apuntando a las dos estatuas blancas que ahora presidian la plaza, la de EL y la del Apóstol, corrió entonces dejando la puerta abierta del auto para abrazar a sus compañeros.


FIN







 

 

 

viernes, 12 de noviembre de 2021

ALIADOS SUMISOS DE UN IMPERIO DESPRESTIGIADO
(Por René Váquez Díaz)

Con el triunfo de la Revolución, millones de cubanos humildes descubrieron su propia existencia. Y se alfabetizaron. Construyeron hospitales con atención médica gratuita, sin distinción de raza o situación económica o social, hasta en las montañas más apartadas. Y se vacunaron por primera vez en la historia de Cuba, contra enfermedades curables que los mataban. ¿Por qué el pueblo tuvo que levantarse en armas para que los guajiros fuesen dueños de la tierra que labraban? ¿Por qué sólo la Revolución victoriosa, que costó tanta sangre, hizo posible que los niños cubanos  de cualquier parte del país pudieran ir a círculos infantiles, a la escuela y a las universidades creadas en contra del dictador preferido y cariñoso de Estados Unidos?

¿Por qué los regímenes infames que Estados Unidos apoyaron en Cuba hasta 1959 no fueron capaces de respetar la vida y las ansias de millones de cubanos humildes?

Porque los humildes no son agentes humanos a tener en cuenta en el capitalismo dependiente que Estados Unidos necesita  para seguir existiendo como imperio. La pequeña Cuba ha desafíado durante décadas esa voluntad explotadora de Estados Unidos, que ha invocado su democracia imperialista para crear y sostener a dictadores sanguinarios como Somoza, Batista, Trujillo, Pinochet, Videla… y también para justificar invasiones y matanzas en Playa Girón, Irak, Afganistán… Estados Unidos ha falsificado el concepto de democracia, incluso en su propio seno, hasta vaciarlo de sentido.

Entonces: democracia imperialista es sinónimo de dominación estadounidense. No sólo se trata de ejercer presión y proferir amenazas como un gánster internacional, sino de una conquista total por los medios más delictivos. Ser poderoso tiene que significar “tener razón”. El país que oponga resistencia, especialmente si ésta es popular e inexpugnable como la de Cuba, será agredido con medidas de asfixia contra su población civil inocente. El histórico bloqueo a Cuba no es sólo “un anacronismo de la Guerra Fría”. Es sencillamente un delito: la expresión máxima del salvajismo de un imperio desprestigiado, que ha llegado a temerle a un diminuto país del Caribe. Los gobiernos de Colombia y Chile han reprimido con saña sanguinaria a los que se manifiestan contra sus políticas neoliberales. Ni Estados Unidos ni la Unión Europea han exigido bloqueos ni otras sanciones contra Iván Duque o Sebastián Piñera. La lógica de la democracia imperialista abolió el Derecho Internacional. ¿Cuántas veces a Comunidad Internacional ha votado contra el bloqueo? Ya Condolezza Rice tachó a la Comunidad Internacional como “ilusoria”. ¿Acaso no estipula la Ley Helms Burton que tiene que ser el Sr Presidente de los Estados Unidos el único encargado de decidir (determine) quiénes podrían formar parte de un hipotético gobierno cubano, independientemente de lo que el pueblo elija, una vez que las instituciones de la Revolución sean destruidas? ¿Esa es la democracia que aplastará a los niños de Cuba?

La Revolución que eliminó la sumisión a las señorías del Norte produjo, generación tras generación, una agresividad histérica estadounidense que con Trump, y ahora con Biden, ha alcanzado un ensañamiento sin precedentes. En tiempos de una pandemia mortal. Pero también, generación tras generación, el pueblo de Cuba tuvo que aprender a defenderse. Para que la democracia imperialista logre vencer a la Revolución, Estados Unidos necesita desesperadamente reclutar a agentes locales. Agentes que aprovechen el desasbastecimiento y el dolor creados por el cerco a la Isla, y apoyen la delincuencia imperial. Hacen falta trifulcas que se puedan magnificar comunicacionalmente. Lo que Susan George ha descrito como “fabricación de hegemonía cultural para principiantes” ha tenido éxito a la hora de reclutar agentes locales que se sientan impunes, y al menos finjan ignorancia sobre la historia de su país. Son aliados que no surgen de la historia de la Nación, sino de la historia de la infamia estadounidense. Su misión es no atacar al agresor ni con la espina de una flor, sino actuar en favor de la potencia extranjera que sigue tratando bestialmente a la población civil cubana.

 



UNA POSIBLE REVOLUCIÓN RADIOTERAPÉUTICA ARGENTINA EN COREA
(Daniel E. Arias)

 

Lectores: están viendo un desarrollo argentino quizás destinado a volverse “de primera línea” en el mundo durante este siglo. Hace 30 años que la radioterapia BNCT (Boron Neutron Capture Therapy), por captura de neutrones en boro, está a punto de revolucionar el tratamiento de los cánceres sólidos más infiltrantes e intratables y de peor localización.

Pero hace 30 años que eso no sucede por falta de “fierros adecuados”: se necesita una fuente de neutrones de baja potencia capaz de funcionar dentro de un hospital. Es el único modo de tratar suficientes pacientes como para completar estudios de fase 1, 2 y 3 y ver si la BNCT se puede volver una terapia estándar, en lugar de una rareza experimental.

La noticia: los fierros adecuados son argentinos. Son los de la foto que encabeza esta nota. Abajo del cabezal, Suárez Sandín, Igarzábal y Conti, el equipo encargado del montaje mecánico en el KIRAMS, o Korean Institute of Radiotherapy and Medical Sciences. Es la clínica oficial en terapias radiantes de Corea del Sur, está en Seúl y ocupa un edificio monumental, el que se ve abajo. 


Cuerpo principal del edificio del KIRAMS, Korean Institute of Radiotherapy and Medical Sciences, donde hoy se está montando el acelerador de neutrones de la CNEA

Mientras no existían aceleradores de neutrones, en varios países del mundo se usaron reactores nucleares como fuente de neutrones terapéuticos en BNCT, pero con resultados frustrantes. Fuimos parte de esa movida: en 2003 la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Instituto de Oncología Ángel Roffo, dependiente de la Facultad de Medicina de la UBA, intentaron ensayos de fase 1 de este tipo de terapia en el reactor nuclear RA-6 del Centro Atómico Bariloche.

Cuando empezaba aquel experimento clínico, publiqué un artículo entusiasta en el suplemento científico que dirigía Nora Bär, en La Nación, muy leído entonces por la comunidad médica. Un oncólogo amigo me advirtió: “Arias, la BNCT va a ser la radioterapia del futuro… siempre. Nunca logran juntar suficientes casos”.

Mi amigo tenía razón, pero por causas equivocadas. El problema eran y son los fierros, no la terapia en sí. El RA-6 es un aparato inmenso y tan inmóvil como el edificio blindado de contención que lo rodea. Los móviles en este caso debían ser los pacientes, 10 residentes del AMBA con melanomas –los cánceres de piel más agresivos- diseminados en piel y órganos.

Aún en fase terminal, los pacientes debían estar lo suficientemente estables como para resistir el traslado. A la Dra. Berta Roth, del Roffo, no le fue fácil armar “un seleccionado”: sólo se trataron 10 pacientes. Es lo típico de una fase 1 destinada no a medir la eficacia del tratamiento, sino únicamente su toxicidad.

Acondicionar el RA-6 para armarle un radioquirófano al pie tampoco fue fácil. El producto básico de un reactor de investigación son los haces de neutrones, esa materia prima invisible pero de alta energía con que uno irradia diversos materiales, a veces para ver qué sucede. En uno de los canales de salida de tales haces se colocaron materiales de frenado de los neutrones, de modo de volverlos “epitérmicos”, es decir de muy baja energía. Los de alta energía no tienen utilidad clínica.

Apilando ladrillos de plomo en torno a esta fuente de neutrones “casi fríos” se improvisó un radioquirófano de quita y pon, donde el paciente podía sentarse para que se le irradiaran exclusivamente las piernas, el sitio preferencial de brote de las metástasis del melanoma.

La base radioquímica de la BNCT es ésta: al paciente se le inyecta una solución nutritiva borada. La de uso en Argentina fue la borofenilalanina, o BPA, un aminoácido de los 20 que componen las proteínas humanas, sólo que “marcado” con un átomo de boro. Dado que las células cancerosas son metabólicamente hiperactivas y están generando proteínas a toda máquina para dividirse, absorben esta solución nutritiva 3,5 veces más que las células sanas.

Un radioquirófano de BNCT estadounidense. La iluminación con neutrones, como se ve, es unidireccional: no necesita de múltiples y sucesivos ángulos de entrada. Y las terapias son breves.

A su vez, cada átomo de boro es unas 1000 veces más propenso a atrapar neutrones epitérmicos que los 4 elementos que forman la arquitectura molecular de cualquier organismo terrícola: carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

Cuando un neutrón epitérmico es atrapado por un atómo de boro, éste último estalla, bum. Bueno, sin efectos de sonido, pero literalmente hace fisión nuclear: se desintegra con violencia en un ión de litio 7 y un núcleo de helio, partículas eléctricamente cargadas y de gran masa que irrumpen en el núcleo de las células como elefantes en un bazar: rompiendo todo.

Pero justamente por su alta masa y carga eléctrica, estos productos de fisión tienen recorrido cortísimos, se frenan tras atropelladas de apenas entre 5 y 9 micrómetros. Es decir que en general no logran salir del volumen de la célula cancerosa embebida en boro.

Esto hace bien selectiva la radiotoxicidad de la BNCT: las células cancerosas se mueren al toque, con su genoma despedazado, mientras que las sanas contiguas, con poco boro, son (en teoría) unas 3500 veces menos sensibles a los neutrones.

En la práctica, y por otros fenómenos radiológicos que varían según el tipo de tumor, esa vulnerabilidad diferencial es menor. En oncología sigue sin existir «la bala mágica» que sólo da en el centro del blanco, pero con nuevos abordajes se puede agrupar mejor los tiros…

En contraste, la masa tumoral puede haber absorbido selectivamente 50 o 60 Gray de radiación, una dosis letal, en apenas un par de sesiones. Y esto le debería alegrar la vida a todo el mundo: las terapias BNCT en principio no duran semanas sino días, el paciente puede tener algo más de vida personal y extraterapéutica, y el acelerador de neutrones puede tratar a más gente en menos tiempo.

Si le parece demasiado perfecto para ser real, tiene razón: el diablo está en los detalles. Por empezar, la circulación sanguínea intratumoral es infernalmente despareja: hay sectores de cada tumor que casi no reciben sangre, y por ende no se embeben de boro, y reniegan de la cortesía de morirse bajo el haz de neutrones.

¿Cómo producir neutrones epitérmicos, ante todo? Es la pregunta del millón, y al parecer aquí finalmente tuvimos la respuesta adecuada. Acelerar cosas con carga eléctrica es bastante simple: un liviano electrón negativo se repele con un campo eléctrico negativo o se atrae con otro positivo. Del mismo modo, un pesado protón positivo se mueve, desvía o frena con campos de signo igual o contrario al suyo, y ése es todo el arte de disparar haces de partículas subatómicas. Pero el neutrón es exactamente lo que dice su nombre: indiferente a la atracción y a la repulsión.

La solución Nac & Pop que inventó Andrés Kreiner involucra 2 veces el uso de un artículo de fabricación nacional: agua pesada, o D20, o dióxido de deuterio (el deuterio es el átomo de hidrógeno con el añadido de un neutrón).

El acelerador de la CNEA disocia el agua pesada en oxígeno y deuterio, le arranca los electrones al deuterio generando “deuterones” de carga positiva, y los dispara con gran energía contra un blanco de berilio o de carbono 13.

Esto provoca el estallido nuclear de los átomos impactados, con gran emisión de neutrones de energía generalmente demasiado alta, medible en un rango de alrededor de un MeV (mega-electrónvolt). Hay que frenarlos brutalmente a una centésima parte de esa potencia, y ahí quedan listos para entrar en el paciente y destruir selectivamente las células que estén embebidas en boro.

El físico nuclear Andrés Kreiner en su laboratorio del Centro Atómico Constituyentes, foto de Pedro Roth, gentileza de TSS

Un truco que puede mejorar la performance de la BNCT con tumores muy profundos y en gente voluminosa es “embeber” al paciente en agua pesada, haciéndole tomar D20 hasta sustituir 1/3 del contenido de agua de su cuerpo. Esta idea, propuesta por investigadores británicos, vuelve al paciente aún más “transparente” a los neutrones epitérmicos, que sólo se frenan del todo al ser absorbidos por los tumores dopados con boro.

Sin usar agua pesada ni acelerador de neutrones, en casi todos los 10 pacientes tratados entre 2003 y 2007 en el reactor RA-6 hubo remisiones sorprendentes en las piernas, lo único irradiado. Pero los tumores desparramados en torso, cabeza y brazos de los enfermos siguieron su trabajo letal. Ninguno de esos está vivo a fecha de hoy.

Va de nuevo: de acuerdo con el “Primum non nocere” (ante todo, no dañar) de Galeno (el médico griego, no la prepaga argentina), lo que se estaba midiendo en el RA-6 era la posible toxicidad de la terapia, es decir si había una disminución de la sobrevida esperable.

No se estaba midiendo un aumento de la sobrevida (no lo hubo), y tampoco una respuesta clínica (que sí la hubo, con remisiones y disminuciones de tamaño notables de las metástasis en la zona irradiada).

¿Suena cruel? No hay modo de que un «trial» de toxicidad parezca bonito. Creo que quienes diseñaron ese protocolo no esperaban ver cambios dramáticos: en tal caso, quizás habrían apostado a riesgos mayores pero también a beneficios mayores, como la irradiación de cuerpo entero. No se debería diseñar un experimento, incluso de toxicidad, en el cual pudiendo haber alguna pequeña mejora para el paciente, se la excluya.

El paso siguiente era intentar la irradiación en otras diez áreas anatómicas, y en otros tumores diseminados: hepático, colorrectal, tiroideo, pulmonar y de cavidad oral.

Todo muy ambicioso, pero no sucedió: intercurrió la diplomacia “con efectos adversos”: la Argentina estaba obligada a cambiarle el combustible al RA-6 por acuerdos con el OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica). Tenía fecha límite para devolver a los EEUU el uranio enriquecido al 90%, “grado bomba”, de su núcleo (antes de los ’90 todos los reactores eran así), y sustituirlo por otro núcleo de enriquecido al 20%, militarmente inofensivo.

Eso obligó al rediseño de toda la planta, asunto que tomó años. Entre tanto, al compás de diversos actos electorales, la dirección política del país, la la CNEA y la de la Universidad de Buenos Aires habían cambiado de titularidad varias veces. Retomar un programa con muchos actores como aquel de 2003 en Argentina normalmente insume el trabajo de retejer alianzas, pasillear, y meta mail y celular hasta volver a alinear todos los patitos…

Llega 2008 y recalculando…

Recién en 2008, con Norma Boero al frente de una CNEA con bastantes ganas de resucitar, y con el físico Gustavo Santa Cruz sumado al equipo se logró juntar 70 a profesionales para implementar la clínica un proyecto BNCT.

Y vista la experiencia pasada, se decidió que un reactor nuclear de investigación en radioterapia es como recargar celulares con un turbogrupo diésel: equipo demasiado potente, demasiado inmóvil, que exige demasiadas adaptaciones y además queda demasiado a trasmano y se usa para otras cosas. Bariloche es Patagonia Norte, y los pacientes del Roffo están a 1580 km., y eso en línea recta y por aire.

Por lo demás, al RA-6 el país lo necesita para formar nuevos ingenieros, físicos, químicos y médicos nucleares, que no nos sobran. Sin esos recursos humanos la Argentina no sería capaz de inventar nada nuevo en radioterapias.

En 2015, el RA-6 inició nuevos ensayos preclínicos (usando animales cancerizados) con algunas mejoras en el haz de irradiación. Pero se venía un cambio de guardia tecnológico: el doctor en física Andrés Kreiner, experto en aceleradores de partículas subatómicas desde 1974 y estudioso de la BNCT desde 1996, recibió luz verde de Norma Boero para construir una fuente de neutrones epitérmicos en el Centro Atómico Constituyentes.

Además del adiós a los reactores, la ventaja geográfica es que si los pacientes deben venir desde el Instituto Roffo, son 5,4 kilómetros por Avenida San Martín hasta la General Paz y Constituyentes. Es media hora de ambulancia y no hay ningún traslado aéreo.

El acelerador de neutrones es el futuro. La escueta flota mundial de reactores está ocupada en sus misiones de diseño: formar RRHH y en los casos de los aparatos de producción, crear radioisótopos médicos. Por ende, es irreal exigirles que además sirvan como radioquirófanos.

Sólo bajar apenas un 1% la producción mundial de radioisótopos médicos costaría más vidas en varios frentes médicos que las que podrían salvarse con BNCT en el frente oncológico. Esto viene frenando a la BNCT como eventual tratamiento estándar desde los ’90. Y lo otro que lo frena es que no cualquiera hace un buen acelerador de neutrones.

Aún así, otros países fueron más audaces y pertinaces y lograron resultados más sorprendentes con BNCT en reactores: por ejemplo, eliminación de melanomas vulvares y peneales, cuyo abordaje con cirugía o con terapias radiantes fotonicas (rayos gamma o equis) habría sido mutilante.

La universidad de Pavia, Italia, llegó al extremo de extirparle el hígado a dos enfermos de hepatoma, transporar esos órganos para una “barrida” con neutrones en el reactor académico LENA, y reimplantarlos hora y media después a los pacientes. 100% de remisión sostenida desde 2013, aunque uno de los pacientes sucumbió poco después a un evento cardíaco no asociado. Es increíble y bastante espectacular, pero 2 casos estadísticamente no significan nada. Y no todo paciente resiste ese tiempo en un quirófano sin su hígado, ni todo quirófano universitario tiene un reactor tan a tiro.

En Japón se hizo un ensayo con pacientes con glioblastoma multiforme, un cáncer cerebral no sólo muy intratable (por infiltrante, genera tentáculos como de medusa) sino muy radioresistente.

Nuevamente, las tasas de sobrevida libre de síntomas de los irradiados excedían lo esperable (12 a 18 meses), pero nuevamente, los casos sumaron algunas decenas y su costo convenció a las obstinadas autoridades médicas japonesas de que llevar un paciente a un reactor era como pretender que la montaña fuera hasta Mahoma.

Japón entonces decidió desarrollar otras fuentes de neutrones, lo que provocó el entusiasmo corporativo de Sumitomo, Mitsubishi e Hitachi por llegar primero y con la mejor. Puede haber cierto resentimiento coreano por no elegir los desarrollos BNCT japoneses. Japón fue un despiadado ocupante imperial de Corea entre 1910 y 1945. Pero sospecho que los muchachos del KIRAMS prefirieron la tecnología argentina porque es bastante más sensata. La de Sumitomo, por ejemplo, empieza con un ciclotrón… y luego se complica aún más.

También, para el caso, los coreanos prefirieron nuestra oferta a la estadounidense. Estamos compitiendo contra 8 países con desarrollos BNCT. Y no estamos perdiendo. Uno de los puntos imbatibles del acelerador de la CNEA es que, una vez apagado, no presenta radioactividad residual pasados los 2 minutos y medio.

Sin embargo, aquí no todo anda tan sobre rieles. En 2016 era obvio que se necesitaba la fuente de neutrones de Kreiner, por ahora incómodamente compactada bajo un techo normal, necesitaba un recinto de al menos a 11 metros de altura para alcanzar su potencia de diseño de uso clínico, como para empezar a testearlo en estudios de fase 1, 2 y 3.

Si ese aparato alcanzara una aprobación regulatoria del ANMAT con buenos resultados, no sólo habría cola de pacientes para usarlo, sino cola de fabricantes para producirlo y exportarlo. Pasaron 5 años y ese búnker todavía no está construido.

¿Falta de plata, o también de perspectiva? Mirando el panorama con fríos ojos capitalistas, las terapias radiantes hoy son empleadas como abordaje principal o como refuerzo de algún otro abordaje en el 50% de los casos de cáncer. Incluso una porción chica de esa torta gigante es mucho mercado.

Los abordajes emergentes favoritos en tumores complicados y diseminados en lugares difíciles son los aceleradores para protonterapia o hadronterapia. Pero son máquinas desesperadamente caras. Un protocolo completo de hadronterapia en EEUU le sale al paciente entre U$ 30.000 y 120.000.

Fieles a la tradición del hogar de los valientes y la tierra de los libres, como se autodescriben en su himno nacional, los estadounidenses enfermos sin seguro médico son libres de no pagar y morirse. Y los que tienen algún seguro médico, libres también de elegir un abogado que ahorque a sus prepagas para que éstas pongan la tarasca, y eso si les alcanza el dinero y su tumor les concede el tiempo.

La paradoja de los costos bestiales es que matan el mercado: las clínicas muy avanzadas en EEUU cierran por falta de pacientes, según se puede ver en este artículo de MedPage Today.

Me explico: el Scripps Health, clínica de San Diego, California, en 2014 anunció, como si fuera un triunfo, la apertura de su centro de protonterapia, que costó U$ 220 millones. El fierro arranca con un ciclotrón superconductivo, el cual genera un plasma de hidrógeno y oxígeno que a su vez emite protones que circulan a 165.000 km/segundo.

Estos haces de protones se derivan a distintos radioquirófanos donde son usados para tratar simultáneamente a varios pacientes con tumores complejos de próstata, cuello y cabeza, mamario, espinal, pulmonar y gastrointestinal. Ah, también se atienden niños.

Hasta ahí, tecnología de la Guerra de las Galaxias. Pero como añade, angelical, el comunicado de prensa, la decoración cálida de las instalaciones, con uso de piedra, madera y teja, colabora con la curación. En EEUU esos materiales de construcción deben estar caros, porque el equipo de protonterapia que está adquiriendo el Instituto Roffo cuesta bastante menos de la mitad que el del Scripps. Y no es barato.

Uno de los radioquirófanos de un centro de protonterapia en EEUU, con sus cabezales rotativos esterotácticos… y su costo de U$ 220 millones (en 2014)

En contraste, un acelerador de neutrones como el de Kreiner para BNCT difícilmente supere ¿diez millones de dólares, con búnker incluido? Eso, o menos, por su sencillez de diseño, y el hecho de que la iluminación de los tumores no es “esterotáctica”. Si se usan neutrones y se dopan los tumores con boro, no hay modo de torcer, dirigir o enfocar los haces de partículas, ni hace falta hacerlo.

Con este aparato y desde 2016, el país tuvo una oportunidad REAL de hacer estudios clínicos de fase 1, 2 y 3 con un aparato de ingeniería y costos sensatos. Era el momento de convencer a los radio-oncólogos no creyentes en el neutrón, o a los simplemente desilusionados, de que no han esperado 30 años en vano. Pero eso no sucedió.

Bajo la dirección de los caciques petroleros del ciclo macrista, señoras y señores, la CNEA perdió el 53% de su presupuesto en 4 años. En 2015, fue de U$ 363 millones, y en 2019, de U$ 170. Se paró casi todo proyecto de investigación, se atrasaron y luego frenaron obras críticas como las del reactor RA-10 de Ezeiza y el CAREM 25 en Lima, éste con 500 suspensiones, se cerró la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) en Neuquén con el raje de más de 400 profesionales y técnicos especializados, y la lista de daños sigue y sigue. De tener la mayor fábrica de agua pesada del mundo pasamos a ser importadores, para que no se apaguen las Atuchas I y II y Embalse.

En cuatro años retrocedimos veinte.

En la debacle general, el equipo de Kreiner sobrevivió al “presupuesto cero” que decapitó a muchos otros sólo porque estaba defendido por contratos de construcción y equipamiento firmados antes de 2016. Su caída habría generado juicios contra la CNEA.

Julián Gadano, Subsecretario de Energía Nuclear (cargo creado ad-hoc) y presidente de hecho de la CNEA, no se puede ver con Kreiner… y viceversa.  Kreiner no puede perdonarle a Gadano el cierre de la PIAP o la cancelación de la central CANDÚ “Proyecto Nacional”, y Gadano no pudo echar a Kreiner porque además de una foja intachable como físico nuclear, es un jefe sindical de APCNEAN, la asociación de profesionales de la CNEA. Opositor duro y puro a su administración, y desde el día cero.

De modo que Gadano sostuvo el proyecto BNCT como la cuerda al ahorcado. La empresa constructora a cargo debió haber terminado en 2017 un búnker donde cupiera una máquina del doble de voltaje que la que se ve en la foto, pero esa firma adoptó la costumbre de detener la obra para renegociar, generalizada hoy entre todos los contratistas de la CNEA, razón por la cual el Programa Nuclear sigue en cierta catatonia.

Desde 2016 el proyecto siguió vivo sólo por la vocación de Kreiner de remar en dulce de leche y hacerlo avanzar contra la mala leche y el destrato institucional. En diciembre de 2018 hubo un congreso de BNCT en Taipei, capital de Taiwan, en el cual había 8 países interesados por la presentación argentina, y 3 posibles clientes. Gadano se negó a pagar la asistencia de Kreiner. Para papelón nacional, la plata la puso toda el gobierno de Taiwan.

En los congresos de radioterapia suele haber más acción en los pasillos que en las ponencias. Ahí fue que el KIRAMS coreano se acercó a Kreiner con ánimo de comprar la tecnología y un cheque no muy jugoso (U$ 700.000).

En la breve negociación, el físico argentino defendió 2 cosas: la propiedad intelectual del desarrollo, y que la plata se depositara en la Fundación Balseiro, de la CNEA, para su empleo en hacer avanzar esta terapia, en lugar de disolverse al cuete en la contabilidad general de la nación. Es lo que permite desde hace años la ley de venta de tecnología argentina.

Foto oficial del congreso de BNCT en 2018 celebrado en Taipei donde se vendió la transferencia de tecnología del acelerador criollo de neutrones al KIRAMS coreano. Andrés Kreiner es el tercero desde la izquierda en la segunda línea.

Gadano se fue (por ahora), pero episodios y personajes como éste seguirán ocurriendo mientras la CNEA, que se ocupa más de asuntos estratégicos que de prender la luz, no vuelva a depender de la Presidencia de la Nación, como manda la lógica de estado. Y se independice así de los lejanos caciques petroleros, la fauna habitual de la Secretaría de Energía. Según usos y costumbres, los mandamases del Oil & Gas no son gente que vaya a poner un mango en desarrollos radioterapéuticos criollos.

Si les hablan de energía atómica, los tipos recuerdan que 1000 megavatios nucleoeléctricos nuevos son 1.600 millones de metros cúbicos anuales de gas natural que no te van a poder vender. Y si se agarran un cáncer jodido, se van a hacer tratar en EEUU. Seguramente en algún sitio de decoración cálida con piedra, madera y teja.

La dirección nuclear puesta por el macrismo perduró insólitamente hasta este invierno, si eso sirve como indicador del entendimiento o el entusiasmo del gobierno actual por la tecnología atómica local. Hace pocos meses que tenemos autoridades nucleares nuevas, y sin discusión, mejores. Mucho mejores.

Para desconcierto de japoneses y estadounidenses, Kreiner se les coló por un lateral, a lo Messi, y logró vender la tecnología argentina para BNCT en Corea porque es más sensata, punto.

Pero no es profeta en su tierra. Y aquí el búnker para su acelerador sigue sin construir.